•   Tomado de La Nación de Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • END

La Sala IV denegó la acción de inconstitucionalidad interpuesta por Jaime Gutiérrez, quien aducía “inercia” en las actuaciones del gobierno de Costa Rica ante el conflicto con Nicaragua.

Gutiérrez impugnó, en el documento presentado el 31 de enero, que el Poder Ejecutivo de Costa Rica se abstuviera de enviar efectivos de la Fuerza Pública para supuestamente sacar a las tropas nicaraguenses de isla Portillos.

En la resolución No.2011002261 del 23 de febrero, la Sala Constitucional rechazó “de plano” la acción. “La decisión de cuál es la vía que debe utilizarse para defender la soberanía nacional, y en este caso específico, de no utilizar la Fuerza Pública y optar por la vía diplomática al acudir a diversos órganos de derecho internacional, es de resorte exclusivo del Poder Ejecutivo en el ejercicio de las competencias constitucionales que le han sido asignadas”, expusieron los magistrados.

En el comunicado de prensa enviado hoy por la Casa Amarilla, el canciller, René Castro, reiteró que la conducción de las relaciones internacionales es una facultad constitucional del gobierno. Añadió que la estrategia de acudir a instancias de derecho internacional fue la correcta.

Para solucionar el diferendo con Nicaragua, Costa Rica acudió a la Organización de Estados Americanos (OEA), a la Secretaría de la Convención sobre Humedales (Ramsar) y a la agencia de las Naciones Unidas especializada en la recolección de imágenes de satélite (Unosat).

Además, desde noviembre pasado, el país mantiene un litigio contra Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, por invasión del territorio y destrucción ambiental. Este órgano jurídico dictó medidas cautelares contra ambos países.