•   Bluefields / END  |
  •  |
  •  |

Allen Clair Duncan, presidente del gobierno comunal de Monkey Point,  recurrió ante la Corte Suprema de Justicia para interponer  un recurso de queja, debido al rechazo del  recurso de exhibición Personal interpuesto en el Tribunal de Apelaciones de Bluefields, (TAB).
 
Señala Clair, que el 16 de diciembre del año pasado, solicitó amparo al TABl por supuestas amenazas realizadas en su contra, por el Capitán de Corbeta Ángel Fonseca Donaire, Jefe del Distrito Naval del Atlántico Sur, mientras solicitaba autorización para navegar entre Bluefields y Monkey Point, situación que él considera “actitud defensiva” de Fonseca, luego que denunciara supuestas violación de efectivos de la Fuerza Naval contra menores de Monkey Point.
 
Las magistrados del TAB Teresa Peña y María Eugenia Acevedo Ocón, argumentan  que se rechazó el amparo, porque el señor Clair,  no llenó los requisitos para tramitar el recurso, “ en ningún momento se comprobó que su vida estaba en peligro, nunca fue detenido, el acusado jefe de la Naval negó las acusaciones en su contra”, afirman las magistradas quienes consideran que su actuar está apegado a derecho establecido en la ley de amparo. También señalan que el trámite del recurso lo realizó en calidad personal y no existe ninguna vinculación de esta autoridad para conocer sobre las supuestas violaciones porque son asuntos diferentes, donde ellos no tienen autoridad.
 
Fonseca acusa pero no se presenta

El 21 de enero el Juzgado Penal Local de Bluefields citó a Allen Clair para que se prestara el 24 de enero y posteriormente el 1 de febrero para responder a una denuncia por el presunto delito de Injurias, interpuesta por Ángel Fonseca Donaire,
pero en ninguna de las ocasiones se representó el querellante, (Capitán Fonseca Donaire),
 
El 25 de marzo, el juez local Ronald Wilford citó a Clair Duncan, para audiencia inicial, pero nuevamente el Capitán Fonseca no se prestó, el Juez Wilfor dijo que a su secretario se le olvidó por segunda ocasión citar a Fonseca, aduce que están
llenos de trabajo y escaso personal.
 
Allan Clair dijo que no confía en el sistema de justicia “el Poder Judicial está jugando conmigo, están usando tácticas dilatorias para cansarme, pero no lo lograran porque aquí estaré cada vez que me citen, hasta que respondan (Fuerza Naval) a las demandas de la Comunidad”.


Antecedentes
 El 12 de noviembre de 2010 la enfermera de la comunidad, Karla Sinclair Duncan (Hermana de Allan) realizó una denuncia sobre un supuesto robo a la clínica perpetrado por un soldado de la Fuerza Naval. La Policía de Bluefields aperturó el número de expediente el No. 1298, pero el caso nunca fue remitido al el Ministerio Publico, quien negó a los denunciantes que existiera una denuncia enviada por la Policía Nacional en sus oficinas de Bluefields.
 
El 22 de noviembre de 2010,  Allen Clair Duncan, Líder de la Comunidad de Monkey Point, emitió una carta en la realizaba denuncias de supuestos actos de violación de militares de la Naval en contra de 12 menores de edad, en esa ocasión relata que las violaciones eran periódicas.
 
El 16 de diciembre de 2010, Clair Duncan presentó un Recurso de Exhibición Personal ante el Tribunal de Apelaciones de Bluefields por amenazas de detención ilegal al haber el Capitán Fonseca Donaire pronunciado públicamente en la Radio Zinica de Bluefields tales amenazas y al habérsele negado posteriormente zarpe para viajar a la comunidad de Monkey Point.

El 19 de  enero de 2011 las Autoridades Comunales de la Comunidad de Monkey Point, incluyendo a Clair Duncan, enviaron carta al Capitán, y a sus mandos superiores, entregándoles una serie de elementos o pruebas apoyando las acusaciones de los comunitarios sobre las supuestas prácticas de violencia sexual en contra de menores de edad habitantes de la Comunidad. Pero aún esperan que el Ejército de Nicaragua inicie una investigación interna seria, con el fin de que aclare y/o corrija las acciones denunciadas.

Las demandas de la Comunidad de Monkey Point al Ejército de Nicaragua son:
 1.- Acordar conjuntamente la ubicación del nuevo Puesto de Mando, por lo menos a 1,800 metros del asentamiento principal de la Comunidad para evitar que se mantenga en medio de las viviendas del asentamiento principal de la Comunidad.
 
2.- Que el Ejército de  Nicaragua entregue la casa de Ms. Pearl Watson, donde ha funcionado hasta hoy el Puesto de Mando, como nueva, tal como ella se las entregó hace más de 8 años, con la promesa que iba a ser devuelta en corto tiempo.
 
3.- Que devuelva o pague a la Sra. Karla Lorena Sinclair, enfermera del Centro de Salud de la Comunidad de Monkey Point, los objetos sustraídos del puesto de salud por el soldado Cruz, consistentes en: dos royos de alambres de púas, dos colchones unipersonales, un par de tenis, tres pantalones de hombre, un par de tenazas, una lima,  dos toallas grandes y una lámpara roja con su panel solar. Sobre lo que se presentó denuncia policial sin que haya habido respuesta.
 
4.- Que el Ejército de  Nicaragua informe a las Autoridades Comunales de Monkey Point  sobre el resultado de las investigaciones realizadas sobre las denuncias de violaciones a menores de edad de la Comunidad de Monkey Point por parte de efectivos militares que le fue presentada el 22 de noviembre de 2010.
 
Intereses oscuros
 En días anteriores el Capitán Fonseca señaló que tras las supuestas denuncias de violación “existen intereses oscuros de personas interesadas en el retiro de la fuerza naval de Monkey Point, ubicado en la ruta del tráfico de drogas, también dijo que la fuerza naval estará ubicada en las afueras de la comunidad.
 
Hace unas semanas los padres de familias de las supuestas víctimas por abuso, dijeron que las supuestas violaciones son falsas y que apoyaban la presencia naval en la comunidad y su lucha contra el narcotráfico en la zona, pero los
representantes del gobierno comunal consideran que se trata de una manipulación de las autoridades navales para tranquilizar a los perjudicados.
 
Representantes de la comunidad demandan una investigación imparcial sobre las denuncias de violaciones desde el año 2002  en contra de 13 niños y niñas de entre 9 y 16 años por parte de los militares asignados al Puesto Militar ubicado en medio de la Comunidad de Monkey Point.  
 
Las autoridades comunales de Monkey Point apelan ante la corte suprema de justicia, en momentos que la corte promueve la iniciativa de “Ley Integral contra la Violencia en las Mujeres” encaminada a  proteger a las mujeres en contra de la violencia física, moral y psicológica, consideran además el contexto favorable a los derechos del pueblo afrodescendientes,  contemplado en la declaración de la Organización de Naciones Unidas, que declara el 2011 como “el año internacional de los afrodescendientes”.