•  |
  •  |

Para los trabajadores de la Salud no es ninguna novedad enterarse de que el presupuesto destinado a este sector sigue siendo insuficiente para cubrir las verdaderas necesidades y enfermedades crónicas de la ciudadanía, ya que con el aumento de 195 millones 981 mil 87 córdobas, sólo 20 millones de córdobas serán para productos medicinales y farmacéuticos.

EL NUEVO DIARIO consultó a diferentes especialistas en asuntos económicos de  salud, y que trabajan actualmente en el Ministerio de Salud, Minsa, quienes opinaron que el presupuesto sigue siendo corto, y que fue realizado en función de las exigencias económicas y políticas del país, y no está enfocado en la solución de los problemas que enfrentan los pacientes.

Consideraron que con este presupuesto no se toma en cuenta las enfermedades crónicas de las personas, tampoco la resolución para aquellos que sufren accidentes y requieren prótesis, o cualquier material ortopédico.

Consideraron que actualmente este tipo de insumos médicos se compran o consiguen muy poco por medio de donaciones.


Nada para discapacitados
Además, estimaron que el monto asignado no contempla el tratamiento y la prevención de los niños con capacidades diferentes, por eso “la población se ve desprotegida en el Presupuesto Nacional de la República, y tiene que recurrir a otros para pedir dinero, entonces salen campañas como el Teletón. Si el presupuesto fuera eficiente no existiera esta jornada para recaudar fondos. El teletón es una muestra de la miseria de presupuesto que aprueban los diputados”.

También es común ver en la televisión o escuchar en la radio, la petición de algunas personas a quienes les hace falta sillas de ruedas, algún medicamento específico, etcétera, lo cual es otra muestra de que el presupuesto sigue siendo ineficiente. Sin embargo, al parecer, los diputados no entienden que esos problemas se traducen en afectaciones reales de salud, señalaron las fuentes.
“Lo contradictorio es que el presupuesto sí cubre todos los gastos discrecionales de la presidencia. Eso es irónico. Por otra parte, la remuneración de los trabajadores de la Salud no mejora, es absurdo que estén esperanzados en la limosna “que les da el presidente Ortega como ´bono solidario´”. El presupuesto del gobierno actual es neoliberal y muy bien hecho”, aseguraron.

Finalmente, expusieron que si un diputado cree lo contrario a las versiones de los médicos, les aconsejan que “visiten los hospitales, y que se actualicen a través de los medios de comunicación, porque hay lugares donde la gente  hace kermés y rifas para comprar un medicamento. Eso se da en un gobierno que dice que está en función de los pobres. No vemos a un diputado pidiendo, porque el presupuesto sí garantiza los salarios de ellos. Los recursos son suficientes para mantener la publicidad de Ortega, vallas por todos lados y las tarimas llenas de flores, etcétera”.