• |
  • |

Para anunciar que 33 mil niños más que en 2010 se han matriculado en las escuelas públicas, el viceministro de Educación, José Treminio, tuvo que recurrir al patrón discursivo del presidente Daniel Ortega, de culpar a los medios de comunicación independientes de emprender campañas que entorpecen sus esfuerzos.

Según Treminio, los reportes de las deficiencias del Sistema Educativo que él mismo reconoció en precariedad -pero achacadas a la famosa herencia de los gobiernos neoliberales- son preparados con la intención de desmotivar la incorporación de los niños a las escuelas, obviando que se trata de un llamado urgente de más y mejor inversión.

“A pesar de ello”, dijo que al viernes último ya contabilizaban un millón 633 mil menores inscritos y “todavía tenemos una matrícula acumulada que no está reportada”, entre la que dijo encontrarse la de la región del Caribe.
Por eso, el viceministro calculó que a la fecha la matrícula podría andar por encima del millón 650 mil estudiantes.

La cifra exacta la prometió para finales de esta semana, cuando los colegios concluyan el período de matrícula flexible, implementado con la intención de dar la oportunidad de integrarse al colegio a los menores vinculados con las labores productivas, especialmente de la zona norte del país.

Treminio aprovechó su comparecencia en el oficialista Canal 4 para motivar a los padres de familia a inscribir a sus hijos en los colegios. El plazo para hacerlo culmina el 31 de este mes.

Aseguró que el grupo de niños que se integren en esta última etapa serán atendidos bajo un programa especial de nivelación.