•  |
  •  |

Aunque ya se condenó a dos ex funcionarios de la Alcaldía de Managua por la sustracción de 3.5 millones de córdobas a través de 31 cheques de las arcas de la comuna, el concejal opositor, Luciano García, dijo que seguirá denunciando, con la esperanza de que la Contraloría General de la República, CGR brinde una respuesta sobre el caso.

La última acción que hará García, es pedir la destitución del secretario general de la municipalidad, Fidel Moreno.

El concejal conservador obtuvo un revés con la denuncia que puso en la CGR, porque la misma le fue regresada, pues de acuerdo a la directora de esa área, carece de los requisitos necesarios para darle seguimiento.

En la misma misiva de la CGR se le indica al concejal que debe presentar prueba en un período máximo de cinco días.

“La CGR está parcializada. Cómo es posible que pidan pruebas después de todo lo que se ha ventilado por el robo de los 3.5 millones de córdobas de las arcas de la comuna, si los que denunciaron y acusaron fueron los implicados en el caso”, afirmó García.

Asimismo, aseguró que en base a esa denuncia hecha por los detenidos se debió revisar el uso y manejo de los fondos en base a una auditoria si ya hubiese o realizar una para comprobar la verdadera situación financiera de la comuna.

En cuanto a las pruebas que le pidió la oficina de denuncias de la CGR aseguró que hoy llevará como base el informe de la comisión anticorrupción que leyó la alcaldesa de Managua en la primera sesión de este año.