• |
  • |

La Policía Nacional dio por aclarada la muerte de José Gabriel Garmendia, mejor conocido como comandante “Yajob”, y aseguró que la misma se dio porque su victimario se equivocó de objetivo, y le propinó un balazo en la pierna izquierda a larga distancia.

“Yajob” perdió la vida luego de que la mañana del pasado 14 de febrero fuera impactado por una bala cuando se encontraba en la finca El Diamante, ubicada en la comarca Santa Teresa de Kilambé, a 30 kilómetros al noroeste del municipio de Cua, departamento de Jinotega.

El fallecido había anunciado, junto a otros militares, su alzamiento en armas por estar en contra de la reelección ilegal del presidente Daniel Ortega.

La comisionada mayor, Glenda Zavala, jefa de Auxilio Judicial, dijo que el autor del hecho es Apolinar Hernández Castro, de 61 años, quien habría disparado su carabina M1, calibre 30, impactando la pierna izquierda de “Yajob”, pero que este realmente pretendía dar al dueño de la finca, José Luis Dávila.

“Es lo más claro. Es evidente que esta persona se equivocó de objetivo, no te puedo decir nada de que si se equivocó por falta de claridad, pero sí que esa fue el arma que disparó”, dijo Zavala.

La muerte, paso a paso

Según la jefa policial, Garmendia se levantó a las seis de la mañana ese día y se dirigió hacia la cocina, ubicada en la parte derecha de la casa, donde estaba Mercedes Centeno, cocinera de la finca, y quien refirió haber escuchado dos detonaciones de arma que impactaron la cocina y a la víctima. Una mitad del cuerpo de “Yajob” cayó dentro del inmueble y la otra fuera del mismo.

Centeno relató a la Policía que el herido pidió ayuda, por lo que Jorge Dávila, hijo del dueño de la finca, hasta las 10 de la mañana se dirigió a buscar a Roberto Morales, quien vive a 13 kilómetros del lugar, en la comarca La Unión, para trasladar al herido hacia el centro de salud.

Pero, fue hasta la 1:00 p.m. que sacaron a “Yajob” de la casa, pasando por las comarcas La Unión y El Cedro, y al llegar a la finca El Tijerino falleció, cuando ya eran las 4:00 p.m.

La jefa de la DAJ dijo que la Policía inició las investigaciones del caso, pero que los familiares de “Yajob” se opusieron a que el cuerpo de este fuera llevado a Medicina Legal para realizarse una autopsia. Al final, fue exhumado y analizado por los médicos forenses.

Murió por hemorragia

El doctor Walter Cuadra, médico forense del Instituto de Medicina Legal, expresó que “Yajob” recibió un disparo en el muslo izquierdo que le fracturó el fémur, y le provocó una hemorragia interna.

Aseveró que el disparo “fue realizado a larga distancia, lo que significa que el cañón del arma que disparó estaba a más de 60 centímetros de la humanidad del señor Garmendia”. Medicina Legal, en su momento, logró extraerle el proyectil, y califican la muerte como violenta y homicida.

Confirman procedencia del tiro
El comisionado mayor Guillermo Saballos, jefe del Laboratorio de Criminalística de la Policía, afirmó que comprobaron con un estudio que el arma ocupada a Apolinar había sido disparada, y que el proyectil encontrado en el cuerpo de la víctima, corresponde a la carabina antes señalada.

La comisionada Zavala indicó que ayer mandarían el expediente por el delito de homicidio al Ministerio Público, para que dé curso al debido proceso. El supuesto autor del crimen está bajo arresto y ocuparon el arma utilizada y algunas municiones.