• ESTELÍ |
  • |
  • |

Las autoridades de la Policía esteliana, ya diseñaron el plan para garantizar seguridad y tranquilidad a los vacacionistas durante y después de la Semana Santa.

Los uniformados intensificarán las acciones de patrullaje en los sitios donde, el año pasado, hubo alteración al orden público, y exposición de personas al peligro.

De igual forma, la Policía advirtió que será implacable contra aquellos dueños de negocios, que vendan bebidas alcohólicas o cigarrillos a menores de edad o permitan el ingreso a sitios prohibidos.

Así mismo, con los dueños de establecimientos que violentan los horarios de funcionamiento, provocando afectaciones a las familias vecinas.

Para prevenir accidentes de tránsito, la Policía instalará retenes y puestos de control. De igual forma, se apoyará de equipos como el alcoholímetro para saber si alguien conduce con aliento etílico y un aparato para medir la velocidad con la que circulan los vehículos.

Visitas constantes a balnearios
Más de 40 lugares, entre balnearios públicos como pozas en los ríos y centros recreativos privados con servicios de piscinas, serán visitados de forma constante por la Policía en los seis municipios que conforman este departamento.

Ya existen las coordinaciones con las autoridades de la Cruz Roja, y la Dirección General de Bomberos, para atender cualquier emergencia de forma conjunta.

El teniente David Lazo, portavoz oficial de la Policía esteliana, señaló que los dueños de centros de diversión y cantinas que no tengan los respectivos permisos actualizados no podrán poner a funcionar sus negocios.

Este 31 de marzo es la fecha límite estipulada por las autoridades competentes para que los dueños de negocios renueven sus permisos y licencias anuales de funcionamiento.

Quienes no lo hagan, no podrán abrir tales establecimientos, advirtió el teniente Lazo.