•  |
  •  |
  • END

Con cara de pocos amigos y con semblante de seria preocupación, se encontraron ayer más de 350 estudiantes egresados de la carrera de Medicina, tras conocer la noticia de que el Ministerio de Salud y la UNAN han aumentado a dos años el tiempo de servicio social para obtener su título.

El anunció lo hizo el otrora sindicalista de Fetsalud del Hospital “Manolo Morales”, convertido en jefe de personal del Ministerio de Salud, Humberto Murillo. Las rechiflas y protestas de los futuros galenos no se hicieron esperar. La medida ocasionó un malestar casi generalizado y criticas adversas de casi todo el auditorio.

“Estamos preocupados”, dijo Fabiana Pacheco, egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad Americana. “Esta decisión significa un atraso para nosotros. Andamos buscando cómo hacer una especialidad fuera del país, porque aquí no hay condiciones para hacerla, nuestros planes se nos vienen abajo”, agregó.


Promesas
Según Murillo, una vez que los futuros galenos cumplan los dos años de servicio social, serán ingresados inmediatamente a la nómina del Minsa como médicos generales.

Pacheco desconfía de la promesa de Murillo, porque el Minsa no les ofrece garantías: “¿Cómo va a hacer el Minsa para darle trabajo a tantos médicos, si no se ve que estén aumentando el presupuesto para Salud?”, interrogó.

En los mismos términos se refirió Fabio Téllez, egresado de la UNAN-Managua, quien consideró que la carrera de Medicina “es de muchos años” y significa “gran sacrificio” poder culminarla.

“Todos nuestros proyectos se atrasan. En un año se pueden hacer muchas cosas, nosotros sabíamos que se quería ampliar en 2009, pero lo adelantaron y nos agarraron movidos a todos”, indicó.

Los futuros médicos manifestaron su "sorpresa y malestar" al conocer esta medida, porque, además, los lugares a ser ubicados no han sido seleccionados a través de un sorteo, como era la práctica en otros años.

“Ahora es más evidente que han ubicado en lugares cercanos a la capital o en su departamento a los hijos de personas con influencia en el Minsa y en la Facultad de Medicina”, se quejó otro estudiante que prefirió no identificarse por temor a ser víctima de represalias.

En total son 345 médicos generales y 67 especialistas en bioanálisis, que, a partir de abril, comenzarán con la medida. Si quieren obtener su título, el Minsa y la UNAN no les han dejado otra opción: lo toman o lo toman.

Murillo dijo que los municipios priorizados y donde más recursos humanos han ubicado son las llamadas zonas especiales: regiones autónomas del Atlántico Norte y Sur y Río San Juan.

El funcionario señaló que la medida no es nueva, pues durante la década de los ochenta e inicios de los noventa, el servicio social era de dos años, pero el Minsa, por vía de resolución ministerial, lo redujo a uno para disminuir “los servicios de salud a la población”.

“La población va a tener más tiempo a un profesional, y en segundo lugar, el profesional va a tener asegurados dos años de empleo, porque se les entrega una beca estipendio”, mencionó.

Los futuros médicos recibirán entre 4 mil y 4 mil 500 córdobas mensuales durante dos años. Antes de la presentación de la tesis, éste es el último requisito para que los estudiantes de Medicina logren su título.