•  |
  •  |

Las autoridades del Ministerio de Salud, Minsa, han reforzado las medidas sanitarias en el país, ante la propagación del virus H1N1 en Venezuela y México, por lo que se han destinado más de 60,000 dosis de vacuna para inmunizar a pacientes crónicos y a los adultos mayores.

La titular de Salud, doctora Sonia Castro, manifestó que se intensificarán todo tipo de acciones preventivas, para de esta manera evitar un nuevo brote de gripe A en Nicaragua. Igualmente, anunció que estas vacunas están disponibles en todos los centros de salud, por eso aprovechó para invitar al público más vulnerable a que asista a la unidad asistencial más cercana.

La doctora Castro señaló, además, que reforzarán los controles sanitarios en el Aeropuerto Internacional de Managua, para atender inmediatamente a los viajeros que presenten algún síntoma de infección respiratoria aguda, y serán más rigurosos con las personas que provengan de la nación sudamericana.
La enfermedad provocada por el virus de la Influenza, apareció hace dos años y ocasionó una emergencia epidémica mundial.

Por su parte, Nicaragua activó desde ayer un programa de vigilancia sanitaria y de vacunación a grupos vulnerables, tras la reaparición del virus H1N1 en México y en Venezuela, países donde ha dejado siete muertos, de acuerdo a las fuentes de salud local.

Los representantes del Minsa hicieron un llamado a la ciudadanía en general a que acaten las normas higiénico-sanitarias, como: el lavado de manos con agua y jabón, después de ir al servicio y antes de manipular las comidas, tapar muy bien los alimentos, clorar el agua o hervirla, no automedicarse, y acudir a la unidad más cercana, en caso de presentar fiebre o diarrea abundante.