• Nueva York Y Londres / Agencias |
  • |
  • |

Estados Unidos cuestionó ayer la designación del excanciller nicaragüense Miguel D’Escoto como representante permanente del régimen de Muamar Kadhafi ante la ONU, y subrayó que carece de un visado diplomático apropiado.

“No ha sido nombrado por nadie que represente al Gobierno libio”, dijo la embajadora de EU, Susan Rice, en referencia a que D’Escoto fue designado por el ministro libio de Exteriores, Musa Kusa, quien ayer renunció a seguir formando parte del Gobierno de Kadhafi.

Rice afirmó que D’Escoto “no tiene visado para ser el representante permanente de ningún país ante la ONU”, ya que recordó que, pese a haber nacido en EU, el excanciller sandinista renunció a esa nacionalidad.

Visado de turista
La embajadora estadounidense subrayó que su actual estatus migratorio es el que da la posesión de un visado de turista, por lo que aseguró que “tiene que marcharse de Estados Unidos y solicitar el visado apropiado, que es un G-1”, si quiere representar a cualquier país ante la ONU.
Si D’Escoto no realiza ese procedimiento, “su estatus migratorio será revisado”, afirmó Rice.

El político nicaragüense, quien es sacerdote católico y que presidió la Asamblea General de la ONU hasta septiembre de 2009, fue designado por Kadhafi como su representante ante el organismo internacional, según anunció ayer el gobierno de Daniel Ortega.

Ese nombramiento, del que la ONU aseguró ayer no tener constancia oficial, se produjo a través de una carta dirigida al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, por Musa Kusa, ya exsecretario del Comité Popular de Enlace Exterior y Cooperación Internacional de Libia, tras haber renunciado a su puesto en el Gobierno de Kadhafi.

D’Escoto anunció una conferencia de prensa para hoy jueves en la sede de la ONU para explicar su nombramiento, algo que la embajadora estadounidense puso en entredicho.

“No es el presidente de la Asamblea General, así que no tengo claro qué va a hacer mañana (hoy para nuestros lectores) en una instalación de la ONU. Es como mínimo cuestionable que alguien que no representa a nadie convoque una conferencia de prensa en la ONU”, dijo Rice, que afirmó que iba a preguntar a la institución al respecto.

Eliminan conferencia de prensa
Tras las palabras de Rice, la oficina del portavoz del secretario general revisó las convocatorias para la prensa de mañana y eliminó la conferencia de prensa de D’Escoto.

Previamente, fuentes diplomáticas nicaragüenses habían informado a Efe que D’Escoto, asesor para asuntos de relaciones internacionales del presidente Ortega, está ya en Nueva York, y habían confirmado ese encuentro con la prensa en la sede del organismo internacional.

Las mismas fuentes explicaron que, aunque “la logística” de esa conferencia de prensa es organizada por la Misión de Nicaragua ante la ONU, el diplomático hablará “en nombre” de Libia.

En la carta en la que Kusa nombraba a D’Escoto para representar a Libia ante la ONU, se hace referencia a que el pasado 27 de febrero Trípoli revocó el nombramiento de Abdurahman Mohamed Shalgam como su representante ante la ONU.

También se menciona en la misiva, que divulgó el Gobierno nicaragüense, que Washington había negado el visado de entrada al país a Ali Abdussalam Treki, el diplomático designado para ese cargo, y que sucedió a D’Escoto como presidente de la Asamblea General del organismo en el 64 período de sesiones que terminó en septiembre de 2010.

Ex embajador libio lo llama mercenario
Asimismo, el ex ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Miguel D’Escoto, fue calificado de “mercenario” ayer miércoles por su predecesor.
“Kadhafi usa a mercenarios como soldados, ahora los utiliza como diplomáticos”, estimó Abdulrahman Shalgam, ex embajador de Libia ante la ONU, quien renunció a su cargo.

Canciller abandona a Kadhafi
En tanto, desde Londres se confirmó que el ministro libio de Asuntos Exteriores, Musa Kusa, anunció su renuncia a seguir formando parte del Gobierno del coronel Muamar Kadhafi.

Así lo informó el Foreign Office, que aseguró que Kusa llegó en un avión procedente de Túnez a territorio británico, donde manifestó que ya no quiere representar al régimen libio.
“Podemos confirmar que Musa Kusa llegó al aeropuerto de Farnborough (al suroeste de Londres) el 30 de marzo procedente de Túnez”, dijo un portavoz del ministerio británico de Exteriores.

“Ha viajado hasta aquí por voluntad propia. Nos ha dicho que renuncia a su cargo. Estamos hablando con él y ofreceremos detalles más adelante”, indicó el portavoz, que recordó que “Kusa es una de las principales figuras del Gobierno de Kadhafi”.

Cuando en las últimas horas se difundió que estaba camino del Reino Unido, el régimen libio informó de que viajaba para llevar a cabo una misión diplomática por encargo del coronel Kadhafi.

Pero una vez que tuvo constancia de sus intenciones, el Foreign Office se apresuró a informar de que su intención era renunciar a su cartera como jefe de la diplomacia del régimen libio.


Fue interrogado
La cadena BBC informó de que Kusa fue interrogado por los servicios de inteligencia británicos en Farnborough, un aeropuerto que no recibe aviones comerciales, lo que hace suponer que el ministro libio viajó al Reino Unido en un vuelo especial.

Lo que no está claro, según las fuentes citadas por la BBC, es si Kusa simplemente quiere refugiarse en el Reino Unido o tiene planes para implicarse en el movimiento de oposición a Kadhafi.

Las fuentes aseguraron que el político libio no se ha entrevistado aún con miembros del Gobierno del primer ministro, David Cameron, pero recordaron que el ministro de Exteriores, William Hague, contactó con Kusa en las últimas semanas.