•  |
  •  |

Cruz Roja Nicaragüense no prestará sus servicios auxiliares en los 11 balnearios que el Ministerio de Salud, Minsa, reportó como contaminados, ya que no puede arriesgar a sus voluntarios a contagiarse de alguna enfermedad. Así lo confirmó el presidente ejecutivo de dicha entidad de socorro, Clemente Balmaceda.

Durante el lanzamiento del “Plan Playa 2011”, que se dio por inaugurado ayer en las playas de Pochomil, Balmaceda aseguró que “nosotros no podemos atender balnearios contaminados, por razones básicas, uno: no podemos exponer a nuestros voluntarios que sufran enfermedades producto de la contaminación, y de acuerdo con las informaciones del Minsa, algunos están contaminados con heces fecales”.
Entre los sitios reportados como contaminados con aguas negras, desechos sólidos y otras

putrefacciones se encuentran: Estero, de Pochomil; El Salto, de Managua; Estero, de San Juan del Sur, en Rivas;  río Israel, en Chinandega; Los Encuentros, en Jinotega; Toro Blanco, en Chinandega; La Desembocadura del Cauce y Sacateligue, en Granada; Pila Verano Feliz, en Nueva Segovia; Bocana La Boquita, en Carazo; y en la Región Autónoma Atlántico Norte, RAAN, Bocana de Bilwi.

En estos lugares, la función de Cruz Roja será advertirle a la población e insistirle que no se bañe en los sitios peligrosos, puesto que estarían poniendo en riesgo su salud.  

A pesar de que la Cruz Roja no ha llegado a la meta de los tres millones de córdobas para brindar una cobertura eficiente durante la Semana Santa, Balmaceda espera que en los próximos días puedan juntar el millón de córdobas restante, y hace un llamado al público nicaragüense a que se solidarice con esta noble causa.

Para este año, la institución socorrista tiene previsto cubrir 135 balnearios, en los que estarán más de dos mil voluntarios, y si no recaudan el monto estipulado, asignarían menos personal a los diferentes destinos turísticos, pero garantizarán la atención en todos los sitios, porque “la seguridad de los bañistas es lo primero”.

De acuerdo con los registros estadísticos de Cruz Roja, el año anterior se efectuaron 10 mil 797 atenciones, entre ellas: el rescate de 234 personas con vida; 322 atenciones prehospitalarias; 76 niños extraviados, todos entregados a sus familiares; reportaron a 45 individuos que sufrieron picadura de raya; y 22 fallecidos por sumersión, entre otras acciones.

“Es importante mencionar que todo el personal que está desplegado son voluntarios, guardavidas con mucha experiencia, que se preparan continuamente.  Para ser guardavida de Cruz Roja se pasa por un proceso, lógicamente, debe saber nadar, y después pasa seis meses en técnicas especiales en rescate de personas que están sufriendo ahogamiento, etcétera”, recordó Balmaceda.

Durante la inauguración del “Plan Playa 2011”, los socorristas de Cruz Roja rescataron a Elizabeth Cristina Corea Hernández, de 14 años, habitante del barrio capitalino 380.