•   Bilwi/ RAAN  |
  •  |
  •  |

Transportistas y ciudadanos que se movilizan por las caminos de macadán de la  Región Autónoma del Atlántico Norte se enfrentan al riesgo de sufrir accidentes,  por la irresponsabilidad de personas inescrupulosas que destruyen los puentes de madera para remendarlos después con un par de tablones, y cobrar peaje a los  dueños de automóviles, camiones y buses que circulan por esas vías.

La semana pasada, Pablo Benavides, el chofer de un bus de pasajeros que cubría  la ruta Bilwi-Rosita, tuvo que detenerse dos veces en el kilómetro 51 de la carretera troncal de la RAAN, pedir a los pasajeros que se bajaran, y reacomodar las tablas para poder pasar.

Una turista italiana que solo se identificó como “Leda”, dijo que era increíble la forma en que estaban expuestas a un percance trágico las personas que viajan por esos caminos, y un campesino del lugar de nombre Juan Moreno, respondió que unos individuos de la comunidad de Maniwatla habían llegado a desbaratar dos puentes de madera.

“Es una vieja costumbre de ellos. Sabotean los puentes, regresan al día  siguiente, colocan un par de tablones y comienzan a cobrar un peaje a todos los dueños de vehículos para pasar por ahí, y al que se niega lo amenazan con  machetearlo y quemarle su carro”, explicó Moreno.

Clamor
El dirigente de los empresarios de transporte de pasajeros del Triángulo Minero, Fermín Romero, dijo que esto es parte de la inseguridad ciudadana, y demandó  que la Policía vigile las carreteras y aplique las leyes a las personas  irresponsables que ponen en peligro a todos los ciudadanos cuando destruyen los endebles puentes de madera.

Juan Moreno opina que eso no es suficiente, que a estas alturas el gobierno ya hubiera sustituido los puentes de madera por estructuras de metal y de concreto para brindar más seguridad a los transportistas y pasajeros que se movilizan por  los caminos de la RAAN.