•  |
  •  |

El fuego en San Fernando, Nueva Segovia, sigue consumiendo los bosques. Además de la pérdida de la valiosa vegetación preocupa que su dirección apunta hacia la frontera con Honduras, donde se localizan las fincas cafetaleras cuya actividad oxigena la economía del municipio, y que de ser alcanzadas las pérdidas serían enormes, informó alarmado la tarde de ayer el alcalde, Melvin Ortez Beltrán.

Ortez Beltrán, muy apesarado, calculó que ya son más de 4 mil las manzanas de bosque consumidas por el voraz incendio, iniciado hace cinco días, según presume, producto de la mala intención. Curiosamente a la misma hora --entre las 9 y las 10 de la mañana--, los pobladores reportaron fuego en los cerros de Río Arriba, en Las Pilitas, Las Camelias y San Lorenzo, manifestó.

También denunció sabotaje en las labores de contención en las que hasta la tarde de ayer trabajaban intensamente 200 brigadistas. El alcalde dijo que a las dos de la mañana del lunes dejaron “bajo control los incendios”, utilizando como táctica el contraincendio; no obstante, “se reactivaron… y en las investigaciones se ha confirmado que se ha encontrado a sujetos, corriendo, poniendo fuego adelante” de la barrera montada por las brigadas, precisó.

Pese al apoyo de Defensa Civil, Policía, Ministerio Agropecuario y Forestal, Instituto Nacional Forestal, Marena, Alcaldía y otras instituciones, “se nos ha hecho imposible” controlar el fuego, por que lo que pidió refuerzos a brigadas de Ocotal, Mozonte y de otros municipios cercanos.  

Proyectos de la comuna podrían afectarse
Otra preocupación del alcalde es que parte de los fondos de las transferencias gubernamentales las está utilizando en carácter de “préstamo”, para garantizar la atención a la situación que ya ha sido decretada como emergencia.

Calcula que medio millón de córdobas podrían irse en gastos operativo. Espera poder reponer los fondos haciendo gestiones la semana próxima ante diversos organismos. “De lo contrario, vamos a tener que modificar, y algunos proyectos no se podrán ejecutar”, expuso.

Dijo que ya productores y madereros que también dependen económicamente del bosque están aportando recursos, con la esperanza de que el fuego no alcance la zona productiva, y que la tarea post incendio se pueda concentrar en la regeneración del inventario natural  que tenía San Fernando.

El jefe de la Policía de San Fernando, capitán Luis Sánchez, informó que ya emprendieron las averiguaciones para determinar a los responsables del delito forestal, y proceder a interponer formal denuncia.