•  |
  •  |

El director jurídico de la Cancillería nicaragüense, César Vega, acusó anoche a la Convención Ramsar de estar “coludida” con el gobierno costarricense para permitir el ingreso de personal civil a la zona en litigio entre Nicaragua y Costa Rica, contraviniendo así lo establecido en la sentencia emitida el pasado 8 de marzo por la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Durante una conferencia de prensa en la que se hizo acompañar del viceministro del Ambiente y Recursos Naturales, Roberto Araquistain, Vega expresó que la representación jurídica de Nicaragua ya puso en conocimiento de la situación a la Corte Internacional de Justicia. Según Vega, la denuncia fue interpuesta señalando la violación del gobierno tico a la sentencia del 8 de marzo.

El funcionario de la Cancillería instó nuevamente al gobierno de Costa Rica a abstenerse de enviar personal al humedal ubicado en la zona fronteriza en litigio, y reiteró la anuncia del gobierno nicaragüense a entablar un diálogo, pero en el marco del respeto a la resolución de la CIJ.  

Vega considera que el gobierno de la presidenta Laura Chinchilla está haciendo una lectura e interpretación “antojadiza” de los términos de la resolución; al tiempo que señaló que la imparcialidad y prestigio de la organización internacional Ramsar “está en duda” por su total parcialidad a favor de Costa Rica.