•  |
  •  |


El vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo dijo desconocer las razones que motivaron al titular del Ejecutivo, Daniel Ortega, en mandar a retiro a siete  comisionados mayores de la Policía, de los cuales a algunos les faltaba tiempo para cumplir con sus períodos, y otros ya lo había agotado.

"Entiendo que todo se ha hecho conforme la ley", expresó ayer el vicepresidente del Ejecutivo al ser abordado por los periodistas en un hotel capitalino donde inauguró un foro relacionado con las Pymes.
 
"Juzgar por solo apariencias, creo que es una ligereza", dijo el vicemandatario al responder interrogantes periodísticas de que la decisión de Ortega habría sido para golpear al grupo de altos oficiales que formaban parte del equipo más cercano de la directora del cuerpo policial, primer comisionada Aminta Granera.
 
"He escuchado algunos comisionados retirados decir que se retiran expresando su satisfacción, naturalmente aunque a algunos les faltaría uno o dos años para ser retirados del cuerpo y otros ya habían colmado sus posibilidades de ascensos y quizás eso contribuyó a un retiro prematuro", dijo.

¿Pero es el retiro de gente que estaba trabajando eficientemente y al lado de la

primer comisionada Granera? Le preguntaron a Morales Carazo, quien manifestó: "pues habrán otros porque nadie es eterno, creo que los cuerpos institucionales tienen que rotar e ir procurando fomentar la capilaridad que suba de abajo hacia arriba en los niveles de mando. No necesariamente los tiempos son los que señalan las remociones", indicó Morales Carazo.