•  |
  •  |

El problema de titulación de tierras en Rosita, Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, no tiene fin. Esta vez hay un conflicto entre indígenas Tuahskas y mestizos, ambos bandos reclaman como suya una propiedad de más de 7 mil hectáreas.

Los denunciantes aseguraron que existe una mafia en el lugar, integrada por abogados, registradores y jueces, quienes se encargan de usurpar con documentos aparentemente legales, territorio ajeno.

Desde hace varios días, los habitantes de la comunidad de Banacruz y Wasaking vienen enfrentándose y esos conflictos bélicos  han dejado como saldo tres personas muertas: un adulto, un joven y un niño.

Kamel Jerab Ben Yahia, habitante de Sang Sang Was, comunidad del departamento de Rosita, denunció que puede demostrar con documentos la existencia de una mafia organizada en la RAAN, de la que forman parte dos indígenas de Wasaking: Alberto Dolores y Jacobo Charles, este último fue viceministro del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, en el gobierno actual.

“La mafia que está ahí y que ha causado esos muertos son: Alberto Lanzas, Alberto Dolores, Vicente Castro, Leonidas Castro, Jacobo Charles, Xavier Díaz y Hollman Tinoco. Esos son los que intervienen, entran a la tierra, encarrilan, botan, queman y venden. Tengo seis denuncias puestas en la Policía, y no han hecho nada”, añadió.

Pegan fuego a todo
Kamel recordó que en diciembre recién pasado, varios tomatierras cercaron su casa con armas en mano, obligándolo a salir huyendo de su propio hogar, en el que dejó a un guardián, la esposa de éste y sus dos niñas, la mayor de catorce años, a quienes los invasores trataron de violar. Finalmente no quedó nadie en la vivienda, y le pegaron fuego.
Kamel  aseguró que un grupo dirigido por Alberto Lanzas se le tomó parte de una propiedad de poco más de 3 mil manzanas, y ahora dice ser el dueño.

Jacobo Charles Simeón, señalado por Kamel como traficante de tierra e integrante de una mafia, sostiene que la propiedad de la que el denunciante alega ser dueño, le pertenece a Wasaking desde antes del intento de la titulación de la Mosquitia, en 1905.  

Pedro Poveda Díaz, un líder mestizo del área llamada San José de Banacruz, asegura que la disputa de tierras se origina por la reubicación de mojones que definen el límite de la propiedad comunal de Wasaking.