•  |
  •  |

Ya hay esperanzas de controlar el fuego en San Fernando, Nueva Segovia, fue la valoración preliminar que diera la tarde de ayer el jefe de la Policía, capitán Luis Sánchez, luego de realizar un recorrido por la zona del siniestro.

Calcula que más de 3 mil 500 hectáreas de bosque quemado podría ser el saldo dejado por el incendio que presumen fue originado por mano criminal la mañana del viernes último.  Según dijo el mando policial, el clima fresco que desde ayer predomina en la zona está abonando a que las labores de los 150 brigadistas que trabajan por frenar el avance del fuego hacia las áreas productivas fronterizas con Honduras, conduzcan al control de la situación.

Expresó que ayer ya la población pudo descansar del sofocante humo que inundó el ambiente los últimos cinco días, amenazando incluso la salud.   Respecto de las investigaciones para determinar a los responsables de la pérdida del valioso bosque, el capitán Sánchez adelantó que ya tienen dos expedientes con la documentación necesaria para actuar, solo a la espera de que alguien asuma la denuncia. “La gente no los quiere acusar, se asustan”, reveló el jefe de la Policía de San Fernando.