•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En 1948, la Primera Asamblea Mundial de la Salud, propuso que se estableciera un “Día Mundial de la Salud”, para conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud, OMS. Desde 1950, el Día Mundial de la Salud se viene celebrando cada 7 de abril. Todos los años se elige para esa jornada un tema de salud específico a fin de destacar un área prioritaria de interés para la OMS.

El Día Mundial de la Salud brinda una oportunidad de ámbito mundial para centrar la atención en importantes cuestiones de salud pública que afectan a la comunidad internacional. En ocasión a este día se lanzan programas de promoción que se prolongan largo tiempo tras el 7 de abril.


Ambientes saludables para los niños”, así se le denominó en el Día Mundial de la Salud 2003, donde se instó a redoblar los esfuerzos de protección de tres de los mayores bienes para la OMS: los niños, la salud y el medio ambiente. Cada año, según estadísticas de la Organización, más de 5 millones de niños, menores de 15 años, mueren de enfermedades y afecciones causadas por los ambientes donde viven, se instruyen y juegan. Muchas de esas defunciones podrían evitarse si sus viviendas, escuelas y comunidades pasaran a ser ambientes saludables.

De la India a Irlanda y de Chile a China, cientos de comunidades, enseñantes, gobiernos locales, grupos de la sociedad civil, médicos y niños participaron en los eventos de apoyo a soluciones que hagan posible reducir al mínimo los riesgos ambientales.

Seguridad vial
En 2004, por primera vez en la historia de la OMS, el Día Mundial de la Salud se centró en la seguridad vial. Aunque las colisiones en la vía pública matan anualmente a más de 1.2 millones de personas a escala mundial, no se les presta suficiente atención como problemas de salud, quizás porque muchos las consideran todavía como si fueran irremediables.

Sin embargo, se sabe que los riesgos son exceso de velocidad, alcoholemia, no utilización de cascos, cinturones de seguridad u otros dispositivos de retención, mal diseño de caminos, incumplimiento de las normas de seguridad vial, diseño de vehículos poco seguros y servicios sanitarios de emergencia deficientes.

En el Día Mundial de la Salud 2004 se abogó por un "enfoque sistémico" de la seguridad vial que tenga en cuenta los aspectos decisivos del sistema, a saber: el usuario de la vía pública, el vehículo y la infraestructura.

¡Cada madre y cada niño contarán!
El tema del Día Mundial de la Salud 2005 fue "madres y niños sanos". El bienestar de la sociedad está directamente relacionado con la salud y la supervivencia de las madres y los niños. No obstante, según cifras de la Organización, demasiadas madres y niños mueren o sufren a causa de una mala salud, una nutrición insuficiente y una atención sanitaria deficiente. Casi todas esas defunciones ocurren en países de ingresos bajos y medianos, y principalmente entre los más pobres de los pobres.

En todo el mundo se organizaron actividades encaminadas a concientizar acerca de este sufrimiento prevenible y de los esfuerzos requeridos de parte de todos para velar por la vida y la buena salud de estos miembros preciosos de la sociedad.

Colaborando por la salud
En 2006, el Día Mundial de la Salud se dedicó a la crisis del personal sanitario. Los trabajadores de salud, que dispensan atención sanitaria a quienes la necesitan, constituyen el corazón de los sistemas de salud. Pero, tras varios decenios de inversiones insuficientes en su educación, capacitación, sueldos, gestión y ambientes de trabajo, en el mundo hay una escasez crónica de estos trabajadores. Los resultados son evidentes: dispensarios sin personal de salud y hospitales que no pueden ni contratar ni mantener al personal esencial. Ningún país es totalmente inmune a esta crisis.

Cientos de organizaciones han patrocinaron eventos con miras a llamar la atención sobre la crisis mundial en este ámbito y celebrar la dignidad y el valor de los trabajadores de salud.

En el 2007, El Día Mundial de la Salud fue dedicado a la seguridad sanitaria internacional, y tuvo como objetivo instar a gobiernos, organizaciones y empresas a "Invertir en salud para forjar un porvenir más seguro".

Las enfermedades emergentes, como el SRAS, El síndrome respiratorio agudo severo, y la gripe aviar, las emergencias humanitarias, los riesgos para la salud que entrañan el cambio climático o la degradación del medio ambiente y otras amenazas agudas para la salud pueden definirse todos ellos como emergencias de salud pública. La seguridad sanitaria internacional es la primera línea de defensa contra crisis sanitarias que pueden devastar pueblos, sociedades y economías en todo el mundo.

El 2 de abril de 2007, como preludio de la jornada, tuvo lugar en Singapur un debate mundial de alto nivel encaminado a resaltar la importancia de la seguridad sanitaria internacional. La discusión de amplio espectro mantenida emplazó a los expertos participantes a abordar los obstáculos que en los terrenos de la salud pública, los negocios y la diplomacia se oponen a la mejora de la cooperación transfronteriza y les apremió a buscar la manera de imprimir más eficacia a la colaboración.

Día Mundial de la Salud 2008: proteger la salud frente al cambio climático
En 2008, el Día Mundial de la Salud se centró en la necesidad de proteger la salud de los efectos negativos del cambio climático. Al seleccionar este tema, la OMS reconoce que el cambio climático supone una amenaza creciente para la seguridad sanitaria mundial.


Hospitales seguros en caso de emergencias

El Día Mundial de la Salud 2009 se centró en la seguridad de los establecimientos de salud y la preparación del personal sanitario que atiende a los afectados por situaciones de emergencia. Los centros de salud y el personal sanitario, de vital importancia para la población vulnerable en caso de desastre, son fundamentales para tratar lesiones, prevenir enfermedades y atender las necesidades sanitarias de la población.

Los centros de salud y el personal sanitario cubren las necesidades diarias que deben seguir atendiéndose en situaciones de emergencia, tales como, por ejemplo, los servicios de tocología, inmunización y atención de las enfermedades crónicas, y por ello son esenciales para la atención primaria en las comunidades. Sin embargo, los sistemas de salud que se encuentran en situación precaria a menudo no son capaces de seguir desempeñando su labor durante un desastre, lo que tiene consecuencias inmediatas y futuras para la salud pública.

Para el 2010, El Día Mundial de la Salud, se centró en la urbanización y la salud. Durante la semana del 7 al 11 de abril de 2010 se organizaron eventos en todo el mundo.

Los objetivos mundiales de la campaña fueron:
Mil ciudades: abrir los espacios públicos a la salud, ya sea para realizar actividades en los parques, reuniones ciudadanas, campañas de limpieza, o cerrar parte de las calles al tránsito de vehículos motorizados.

Mil vidas: reunir mil relatos de promotores de la salud urbana que, por sus iniciativas, hayan tenido un impacto considerable en la salud de sus ciudades.

Para este año 2011, el Día Mundial de la Salud centrará su campaña en la “Resistencia a los antimicrobianos: Si no actuamos hoy, no habrá cura mañana”

El problema de la resistencia a los antimicrobianos no es nuevo, pero se está volviendo cada vez más peligroso, destacaron las Organizaciones en pro de la salud, es por esto que consideran que son necesarias actuaciones urgentes y unificadas para evitar que se regrese a la era preantibiótica.


Con motivo del Día Mundial de la Salud 2011, la OMS hará un llamamiento a la acción para detener la propagación de la resistencia a los antimicrobianos mediante la adopción por todos los países de seis medidas de política para luchar contra dicha resistencia.

La resistencia a los antimicrobianos y su propagación mundial
Vivimos en una era en la que dependemos de los antibióticos y de otros antimicrobianos para tratar enfermedades que eran mortales hace algunos decenios, o solo algunos años, como en el caso del VIH/sida. Cuando aparece la resistencia a los antimicrobianos (o farmacorresistencia) estos medicamentos dejan de ser eficaces. En el Día Mundial de la Salud 2011 la OMS va a pedir un mayor compromiso mundial para salvaguardar estos medicamentos para las generaciones futuras. La resistencia a los antimicrobianos (el tema del Día Mundial de la Salud 2011) y su propagación mundial ponen en peligro la persistencia de la eficacia de muchos medicamentos utilizados hoy en el tratamiento de las enfermedades infecciosas.

Para el Día Mundial de la Salud 2011 la OMS pedirá a los gobiernos y a otras partes interesadas que apliquen las políticas y las prácticas necesarias para prevenir y contrarrestar la aparición de microorganismos muy resistentes.