•  |
  •  |

Preocupados. Así se muestran las autoridades de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, ante los diferentes obstáculos y muestras de violencia que han padecido los organismos defensores de los derechos humanos en el país, por parte de grupos afines al gobierno.

En un comunicado emitido por la organización internacional, se revela también la importancia y el interés de que una comisión de dicha entidad visite el país.
“Reiteramos el interés en realizar una visita oficial a Nicaragua, y esperamos que la misma se pueda realizar durante 2011”, precisa la misiva.

La situación que se vive en Nicaragua fue expuesta por representantes y defensores de los derechos humanos en el país, que acudieron a la edición número 141 de sesiones de la CIDH, donde se hizo mención de la situación de los derechos políticos y de las agresiones en contra de los defensores al momento de ejercer su labor.

“Estigmatizados y atacados”

De acuerdo con la misma misiva, los defensores de derechos humanos en el país “con frecuencia son estigmatizados y atacados por grupos de civiles afines al Gobierno”.
Otro punto vital que la delegación nicaragüense le señaló a la CIDH, son las continuas y fuertes irregularidades que están ocurriendo en torno a las elecciones presidenciales que se realizarán en el país el próximo 6 de noviembre.

La comisión también precisó que “los agentes del Estado deben abstenerse de estigmatizar y de usar expresiones que tiendan a deslegitimar la labor de las organizaciones defensoras de derechos humanos o de sus miembros que participan en las audiencias ante la CIDH”.

Caso Nicaragua complicado
“El Estado no sólo se niega a implementar las medidas de protección al Cenidh, sino que mantiene una campaña permanente de hostigamiento en su contra, con el objetivo de impedir su labor de defensa de los derechos humanos”, en el caso concreto de Nicaragua, según la CIDH.

Nuevamente los representantes del país mencionaron los altercados en la marcha e indicaron de las agresiones que sufrieron miembros del Cenidh cuando intentaban protestar con libertad.