•  |
  •  |

El presidente Daniel Ortega reiteró el llamado a Costa Rica de asistir el próximo 12 de abril a la fronteriza Peñas Blancas a una reunión, que con la ayuda de México y Guatemala buscaría solucionar el nuevo conflicto entre ambos países.

“Esta noche le decimos al pueblo costarricense que Nicaragua quiere la paz, no quiere confrontación de ningún tipo, sino que se actúe tal y como lo ha mandado la CIJ, y se privilegie el diálogo… que Nicaragua está lista para acudir con el acompañamiento de México y Guatemala, el 12 de abril a la frontera de Peñas Blancas para iniciar una conversación con la hermana República de Costa Rica”, expresó el mandatario.

Ortega insistió en que esa es la “ruta” para llegar a un acuerdo, luego de que el pasado 30 de marzo, funcionarios costarricenses acompañados por miembros de la Convención Mundial de Humedales, Ramsar, ingresaran al territorio de la isla Harbour Head --o Isla Portillo para Costa Rica-- en clara desobediencia a la resolución de la CIJ, dictada el pasado 8 de marzo.

Y es que la disposición del máximo tribunal con sede en La Haya, Holanda, fue que las autoridades ticas podían enviar misiones de ambientalistas a la zona en disputa sólo si era necesario, pero notificando a Nicaragua con antelación y haciendo sus mejores esfuerzos para encontrar soluciones comunes.

El narcotráfico
Además, el mandatario señaló que en la reunión participaría el jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, pues uno de los puntos centrales de la agenda sería el narcotráfico.

“Costa Rica tiene que asumir su responsabilidad de lucha contra el narcotráfico, por el bien de su pueblo y de la región, y para eso es necesario establecer mecanismos de coordinación”, dijo.

Pese al llamado al diálogo, el presidente no descartó que Costa Rica deje a un lado esta alternativa y lleve el caso a una mayor confrontación en organismos internacionales, tal como lo hizo el año pasado, cuando reclamó por la supuesta invasión a su territorio en momentos que Nicaragua comenzó las operaciones de dragado al Río San Juan.

“Ustedes, hermanos costarricenses tienen la oportunidad de contribuir a que trabajemos para mejorar las relaciones entre ambos países, que hoy se encuentran seriamente debilitadas”, agregó Ortega, al cerrar su discurso en la “lección inaugural” de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua en León, UNAN-León.