•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las críticas de Washington sobre el deterioro de los derechos humanos y la institucionalidad democrática en Nicaragua, en su informe anual, "se ajustan a la realidad" pero nadie sabe para qué sirven, comentó este viernes un reconocido grupo humanitario nicaragüense.

"Consideramos que (el informe) se ajusta a los hechos que se dieron en Nicaragua de manera general" en 2010; "sin embargo, cada vez que sale este informe me pregunto para qué sirve", declaró la presidenta del no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, a la AFP.

Más bien "considero como un acto de prepotencia, de autosuficiencia de Estados Unidos estar evaluando la situación de los derechos humanos en todas partes del mundo y no incluir en ese informe una evaluación de su propio país", señaló.

El informe, divulgado este viernes por el Departamento de Estado, destaca los problemas que enfrenta la oposición nicaragüense para ejercer su derecho a reunión, la politización del sistema judicial, las violaciones a la libertad de prensa y hostigamientos a las ONGs.

Entre los hechos más recientes figura que la oposición enfrentó obstáculos para manifestarse el pasado 2 de abril en la capital, mientras grupos oficialistas hacían proselitismo sin incidentes el mismo día, denunció la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH).

Ese día "miembros de la brigada antimotines de la Policía Nacional impidieron el acceso a la marcha convocada en Managua por varias organizaciones de la sociedad civil contra la candidatura del Presidente Daniel Ortega a la reelección en los comicios" de noviembre, condenó la FIDH, en su comunicado.