•  |
  •  |

Familiares de Bismarck Valdez Hernández, reo que falleció en las celdas de la Policía de Jinotepe, denunciaron ayer ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, que están siendo víctimas de amenazas por parte de un jefe policial de ese municipio, a raíz de que denunciaran la supuesta negligencia cometida por los uniformados en la muerte de su pariente.


Según las autoridades policiales, Valdez Hernández se suicidó al golpearse contra las paredes de la celda policial, mientras el forense determinó que falleció por asfixia mecánica, al tragar un pedazo de tela.


Valdez estaba preso porque el 2 de abril su mujer, Xiomara Pavón, de 43 años, lo denunció por  agresiones y amenazas.


Luis Valdez, de 47 años, hermano del fallecido, aseguró que el subcomisionado Juan García, jefe del área de investigaciones de la Policía de Jinotepe, los amenazó el día del entierro de su pariente.  


“Me llamó al teléfono y me dijo que calmara a toda la gente que nos iba a acompañar, porque están enardecidos con muchas arbitrariedades que ha cometido la Policía; y agregó que si no los calmaba, nos iba a ir a montar verga”, denunció Valdez.
Llamamos a la oficina del subcomisionado García en Jinotepe, para conocer su versión, pero nos dijeron que no estaba en el lugar.

Señalan negligencia médica
Mayela Valdez, de 42 años, hermana del fallecido, no está acusando directamente a la Policía de haber dado muerte a su hermano, pero sí de no haberle dado asistencia médica cuando la necesitó.


Consideró que hubo negligencia policial. Sin embargo, el jefe de la Policía de Carazo, comisionado Juan Chávez, aseveró que el reo fue llevado al hospital.


Ana Mercedes López, abogada del Cenidh, afirmó que el caso está siendo investigado por las autoridades de la Dirección de Asuntos Internos de la Policía, y no descartó que podrían interponer una denuncia ante el Ministerio Público para que el hecho se aclare en los tribunales judiciales.