•   LEÓN  |
  •  |
  •  |

El parque y zoológico “Arlen Siu” es uno de los pocos atractivos ecoturísticos que aún se preservan en el casco urbano del municipio de León, sin embargo, en los últimos 15 años ha permanecido descuidado por los gobiernos locales.


En los años 80, el parque fue visitado por miles de turistas nacionales y extranjeros. Muchos lugareños como Antenor Altamirano Prado, oriundo del barrio El Coyolar, en León, aún recuerdan los senderos por las áreas boscosas, el cauce del río Aposento y el área del zoológico, en donde se exhibían decenas de animales silvestres y exóticos.


Pero en los últimos 17 años, el lugar que consta de por lo menos 26 manzanas, ha perdido su encanto natural, además, presenta un severo deterioro en su infraestructura.

Turistas resienten abandono
Ahora que los turistas cuentan con una extraordinaria carretera en el trayecto León-Poneloya-LasPeñitas (20 km), construida recientemente por la Cuenta Reto del Milenio (CRM), y donada por el pueblo y gobierno de los Estados Unidos, es evidente que decenas de turistas que transitan por el parque y zoológico critican la falta de atención por parte de las administraciones edilicias de Rigoberto Sampson, Denis Pérez Ayerdis y Tránsito Genaro Téllez.
Una de las iniciativas impulsadas por la administración del edil Manuel Calderón, a favor del lugar, es la ejecución del proyecto de restauración y reactivación del parque y zoológico, que comprende la construcción de un parque acuático, y la rehabilitación del zoológico, además de la apertura de un hotel, un centro de convenciones, un hotelito de montaña y la instalación de espacios deportivos, cuya inversión asciende a más de 4 millones de dólares.


Como parte del proyecto se contempla incrementar la producción de plantas ornamentales, frutales y forestales en el vivero municipal que funciona en el mismo sitio, además de construir senderos de jardinería, rehabilitar el parque infantil y el centro de educación vial, así como el saneamiento del cauce del río Aposento, que atraviesa las 26 manzanas del área protegida.

Problemas con posesión del bien
Una de las razones por las cuales ninguna de las administraciones edilicias había implementado proyectos de inversión en dicha propiedad, es por la falta de legalidad y derechos de posesión.


“La legalización de la propiedad es importante, porque nos permite invertir en cualquier proyecto. Nadie invierte en una propiedad ajena, y a pesar de ello, se han realizado mejoras en la reparación de los caminos, reforestación de áreas boscosas y se reactivó el vivero municipal”, dijo Francisco Aguilera, asesor legal de la Alcaldía de León, tras reconocer que la estructura de algunas áreas como el parque infantil y el pequeño zoológico, ameritan ser reemplazados en su totalidad.


El edil Manuel Calderón detalló que lo primero será legalizar la propiedad y atender con responsabilidad a los animales silvestres que se encuentran en el zoológico, no solo garantizándoles alimentos, sino proporcionándoles atención medica oportuna, refirió.

Variedad de especies

El zoológico cuenta con al menos 53 animales silvestres, que representan 13 especies distintas. Entre los más exóticos se encuentra un cocodrilo, dos sahínos, tres mapachines, 12 monos arañas y monos capuchinos.
Además de conejos, tortugas, gallinas guineas, piches y una pareja de venados que logró recientemente reproducirse en cautiverio.


La solidaridad de la ciudadanía para mejorar las condiciones de salud y de alimentación de los animales en cautiverio, es evidente, con la conformación del Club de Amigos del Zoológico, integrado por la Fundación Cielo, Sonati, UNAN-León, Hotel La Perla, Club de Jóvenes Ambientalistas, Eco-Chavalada, y la Universidad Central de Nicaragua (UCN), quienes abastecen regularmente de frutas y otros alimentos balanceados como granos y concentrado.


También el Rastro Municipal aporta desperdicios que sirven de alimentación a los animales carnívoros como el cocodrilo. Según Yaniree Álvarez, delegada departamental del Marena, recientemente realizaron una inspección en el zoológico, y reconoció que las autoridades municipales han mejorado  las condiciones de salud de los animales en cautiverio.


De acuerdo con el proyecto a ejecutarse, el zoológico será convertido en un centro de referencia no solo de información general de flora y fauna, sino que servirá como un centro de refugio para salvaguardar animales silvestres que sean confiscados por las autoridades en período de veda o que hayan sufrido accidentes de cualquier tipo. Además que servirá de laboratorio a los docentes y estudiantes de la carrera de medicina veterinaria de la UNAN-León.


Calderón agregó que para rescatar este importante sitio ecoturístico es necesario el involucramiento de instituciones del Estado y de la empresa privada.


Según Óscar Romero, delegado departamental del Instituto Nacional Forestal, Inafor, a través de una valoración técnica realizada en las aéreas boscosas del parque, se observó que es necesario intervenir con un plan de saneamiento y de reforestación de especies nativas.


Romero, también dijo que el “Arlen Siu” es el único sitio de referencia en la localidad que cuenta con una excelente regeneración de bosque natural. “Hay distintas especies de árboles forestales y frutales con muchos años de existencia, árboles semilleros que deben cuidarse, tenemos que aprovechar el vivero para producir este tipo de plantas que posteriormente podrían contribuir a la reforestación de otros sectores, escuelas, empresas y parques”, señaló el funcionario.


El vivero produce anualmente 1.5 millones de árboles, el 60% forestales, y el resto corresponde a plantas frutales, ornamentales y medicinales.


Yaniree Álvarez, del Marena, indicó que actualmente técnicos de dicha institución elaboran los términos de referencia para la elaboración del Plan de Gestión Ambiental, con el cual debe constar el proyecto que contribuirá a salvaguardar la flora y la fauna silvestre que aún persisten en esa pequeña reserva natural, que se localiza 2 km al noroeste de Sutiaba, sobre la carretera León-Poneloya-Las Peñitas.