Luis Galeano y Heberto Rodríguez
  •  |
  •  |
  • END

Los retiros de los oficiales superiores de la Policía Nacional son inconvenientes desde el punto de vista institucional y económico. Así lo expresaron ayer los comisionados generales retirados Eduardo Cuadra Ferrey y Francisco Bautista Lara, víctimas de los ex presidentes Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños, respectivamente.

Cuadra Ferrey dijo que movimientos tan bruscos en la entidad del orden público como los provocados por el presidente Daniel Ortega, al mandar a retiro a siete comisionado mayores, tienen como consecuencia una gran zozobra para quienes optan estudiar la carrera policial, ya que de un momento a otro los pueden sacar de juego.

“Las autoridades gubernamentales, independientemente del partido que esté en el poder, deben especializarse en el tema de Policía para poder conjugar una decisión política con una decisión de carácter institucional”, expresó.

Todos se ven amenazados

A la vez, consideró que si los cambios no se informan de manera oportuna, es una mala señal, porque lo que te puede generar es una gran desmotivación interna en las filas de oficiales, que se ven amenazados por disposiciones que van más allá de la jefatura.

“Ninguno de los retirados estaba en la edad de jubilación, ninguno había agotado su segundo período en el cargo, todos con buenas referencias, entonces no encaja”, sostuvo Cuadra Ferrey, retirado por el ex presidente y reo Arnoldo Alemán, después que descubrió a través de sus investigaciones que había viajado en el “narcojet”.

EL NUEVO DIARIO conoció que el presidente Daniel Ortega adujo “razones políticas” para ordenar el retiro de estos oficiales superiores, todos ellos pertenecientes al círculo de confianza de la primera comisionada Aminta Granera, quien hasta contempló la posibilidad de renunciar.

Cuadra Ferrey considera que “esto afecta anímicamente a la Policía, porque si estamos hablando de fortalecer la institucionalidad a través de la carrera, y si en cualquier momento, por disposición de alguien te dejan en el aire, entonces no vamos para ninguna parte”.

Asimismo, señaló que “hay que medir las consecuencias de cada movimiento, porque los gobiernos pasan y las instituciones deben perdurar”.

Bautista Lara: “Se vuelven una carga”

Por su parte, el comisionado general en retiro, Francisco Bautista Lara, manifestó que todos los retiros ordenados por Ortega son legales, pero no oportunos, porque cada uno de ellos (oficiales superiores) está lejos de cumplir con la edad de jubilación por vejez, y mientras tanto el Estado debe brindarles la pensión a la que por ley tienen derecho.

“Por conveniencia es mejor que a la gente que se le aplique retiro, sean personas que tengan edades cercanas a la de jubilación. Es decir, cercanas a los 55 años, porque retirar a una persona más joven, se convierte en una carga presupuestaria para el gobierno, porque tiene que pagar la pensión durante un tiempo determinado”, consideró Bautista Lara.

Por ello recomendó que se debe tener cuidado, porque ésta es una práctica que se viene dando en la Policía Nacional desde 1996, cuando entró en vigencia la ley.

“Se ha aplicado una gran cantidad de retiros de gente joven, de 40, 42, 43 y 45 años, y a todos ellos el Estado les ha tenido que estar pasando una pensión y les seguirá pasando hasta que cumplan la edad de jubilación por vejez. Es decir, es una carga más para el Estado”, insistió.

¿Fallaría igual la Corte?

Bautista Lara apeló su retiro ante la Corte Suprema de Justicia, y los magistrados ordenaron restituirlo en el cargo. También calificaron como abuso de autoridad la decisión del ex mandatario Enrique Bolaños.

¿Tienen oportunidad de apelar los oficiales superiores retirados por el presidente Daniel Ortega? Según Bautista Lara no, porque todos (los retiros) fueron apegados a la ley.

Sin embargo, todas las versiones extraoficiales indican que estos retiros obedecieron a razones políticas.

Además, al menos tres de los oficiales superiores que pasaron a ocupar nuevos cargos dentro de la Policía Nacional, son supuestamente cuadros que mantienen militancia en el Frente Sandinista. Así lo dieron a conocer algunos jefes policiales activos y otros retirados que prefirieron no identificarse por razones obvias.

Por ejemplo, la nueva jefa de la Dirección de Auxilio Judicial, comisionada mayor Glenda Zavala, se ha desempeñado dentro de la Policía como jefa de las delegaciones de Nueva Segovia y Granada. Antes de ser trasladada estaba a cargo del Laboratorio de Criminalística.

Camisa muy grande

“Glenda Zavala tiene experiencia departamental, estuvo en Criminalística, pero le queda grande la camisa de jefa de Auxilio Judicial”, aseguró uno de los consultados.

La nueva jefa de la División de Relaciones Públicas, comisionada mayor Vilma Reyes, es hermana de la editora de la revista Visión Sandinista, Mayra Reyes, quien ha sido catalogada como una persona de confianza del presidente Daniel Ortega.

La comisionada mayor Vilma Reyes venía haciendo una excelente labor en la División de Asuntos Internos. Pero lo más extraño de su traslado, es que ella ya había estado al frente de Relaciones Públicas. También fue jefa de Chinandega, Chontales y Boaco, donde le reconocieron su trabajo.

El otro supuesto cuadro del Frente Sandinista es la nueva segunda jefa de Tránsito Nacional, comisionada Mercedes Amador, esposa del alcalde leonés Tránsito Téllez.

Ella estaba al frente de Auxilio Judicial en la delegación policial de este departamento.

En la Dirección de Asuntos Juveniles fue nombrado el comisionado Juan Ramón Gámez, y el nuevo jefe de Chontales es el comisionado Javier Carrillo; el subcomisionado Óscar Palacios fue ubicado como jefe de la División de Finanzas.

“Vilma Reyes ya estuvo en Relaciones Públicas y creo que hará bien su labor. Juan Ramón Gámez es excelente cuadro, y Carrillo tiene una mística increíble”, señaló otro de los consultados.

Toda una experiencia perdida

Lo que no está claro todavía para algunos de los consultados y lo que ha sorprendido a otros es, por ejemplo, que todos dentro de la Policía saben que el comisionado mayor José Román Orozco es un compañero que estuvo en la especialidad de investigación toda la vida. Es decir, se está yendo a la calle una gran experiencia.

En el caso de Hamín Gurdián se ha dicho que ha venido trabajando muy de cerca y haciendo una excelente labor con los jóvenes en riesgo, las pandillas y lo demás. No hay que olvidar que era el jefe de antimotines cuando los que hoy gobiernan estaban en la oposición y eran los que chocaban contra las fuerzas del orden; a lo mejor se lo están recordando.

Del resto de los retirados, coincidieron algunos de los consultados: Tinoco es un excelente compañero, muy disciplinado, muy buen investigador, respetuoso de la ley hasta el último momento. Rosalpina Cabrales siempre trabajó en finanzas, muy buen cuadro, confiable y rendidora. Sevilla es bueno, muy buen divulgador, faltaba rotarlo por un montón de puestos, tenía toda la experiencia a nivel departamental.

EL NUEVO DIARIO buscó ayer una reacción con la nueva directora de Relaciones Públicas, comisionada mayor Vilma Reyes, pero resultó difícil localizarla. En su oficina nos dijeron que estaba en las labores de entrega y recibimiento de cargos. Llamamos a su celular y también fue imposible comunicarnos.


Más reacciones

El vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, dijo ayer desconocer las razones que motivaron al titular del Ejecutivo, Daniel Ortega, mandar a retiro a siete altos comisionados de la Policía, de los cuales a algunos les faltaba tiempo para cumplir con sus períodos, y otros ya lo habían agotado.

¿Es el retiro de gente que estaba trabajando eficientemente y al lado de la primera comisionada Aminta Granera? Le preguntaron a Morales Carazo, quien respondió: “Pues habrá otros, porque nadie es eterno. Creo que los cuerpos institucionales tienen que rotar e ir procurando fomentar la capilaridad, que suba de abajo hacia arriba en los niveles de mando. No necesariamente los tiempos son los que señalan las remociones”.

Por su parte, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, dijo que la semana pasada estuvieron acompañando a la Policía Nacional en una actividad en la que reconocieron la gran labor que la institución está haciendo.

“Consideramos que tanto la Policía Nacional como el Ejército y los periodistas, son parte importante de la democracia e institucionalidad del país, y seguimos apoyando la labor de la Policía Nacional”, subrayó.

(Con la colaboración de Edgard Barberena y Gustavo Álvarez)