•  |
  •  |
  • END

Los familiares del ingeniero Nelson Cuadra Salas, de 28 años, sospechan que en la muerte de éste medió mano criminal, sin embargo, la Policía rechazó la petición de ampliar las investigaciones.

Magda Salas Jiménez dijo que las autoridades policiales de la Estación Cuatro de Policía rechazaron la petición de la familia doliente de ampliar las investigaciones por la muerte de su hijo, Nelson Cuadra, cuyo cuerpo sin vida apareció flotando la mañana del lunes en la laguna de Tiscapa.

“La Policía dice que no hay nada más que investigar porque el dictamen de Medicina Legal establece que la muerte fue por ahogamiento”, expresó la acongojada madre.

Para los familiares de Nelson Cuadra hay varias interrogantes sin responder en torno a la muerte de éste, pues aparentemente aconteció el sábado, según el dictamen forense.


Con dos amigos “finos”

Entre los “cabos sueltos” figuran la aparición de Nelson, la mañana del viernes, acompañado de dos jóvenes en su centro de trabajo, de los cuales ahora no hay rastros.

Estos hombres fueron descritos por los vigilantes entrevistados por la Policía como jóvenes “de finos modales”, pero no pudieron describir su físico.

Para doña Magda Salas, madre del joven, a ella también le resulta extraño que su vástago haya llegado solo a Tiscapa, un lugar desolado y peligroso, pues él era una persona temerosa.

De igual manera, a sus familiares les resulta extraño las supuestas contradicciones en las que incurrió la dueña del apartamento que éste alquilaba cerca del Hospital Alemán-Nicaragüense, al ser interrogada por la Policía. “La dueña de la casa donde alquilaba mi hermano primero dijo que tenía un mes de no llegar, pero después dijo que el sábado fue la última vez que lo miró”, expresó Allan Cuadra, hermano del finado.