•   Washington  |
  •  |
  •  |

Las tensiones fronterizas entre Colombia y Nicaragua afloraron este miércoles en la OEA durante una sesión del Consejo Permanente del organismo dedicada a la crisis entre Bogotá y Quito.

En medio de una sesión destinada a buscar salidas a la crisis entre Colombia y Ecuador por un operativo militar colombiano en territorio ecuatoriano, Nicaragua, que aprobó una resolución sobre el diferendo, expresó acto seguido a la aclamación de ese texto, su desacuerdo con la resolución y denunció una "actitud agresiva" de Bogotá hacia Managua por un diferendo marítimo.

Colombia, a través de su representante ante la OEA, Camilo Ospina, lamentó "públicamente que la delegación de Nicaragua aproveche oportunistamente esta situación".

Nicaragua "no acepta y rechaza los calificativos" de Colombia, lanzó por su parte el embajador nicaragüense, Denis Moncada.

"No se puede ser oportunista si se trata de defender la soberanía de nuestro país", añadió, y pidió a Bogotá "que no siga incursionando con sus naves en las aguas territoriales de Nicaragua".

En diciembre pasado, atendiendo a una demanda de Nicaragua, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se declaró competente para juzgar la delimitación de una frontera marítima entre Nicaragua y Colombia aunque admitió no tener jurisdicción sobre la soberanía de tres islas del archipiélago de San Andrés, que en virtud de un tratado de 1928 pertenecen a Bogotá.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha denunciado una supuesta "intimidación" militar de Colombia en las aguas de frontera por delimitar.

Además, Nicaragua anunció que denunciará a Colombia ante las Naciones Unidas por imponer su presencia militar y obstaculizar el paso de pescadores en esa zona del mar