• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Las primeras casas de la colonia conocida como Villa San Jacinto fueron inauguradas en 1970 como un proyecto social del gobierno, de ese entonces, para cubrir la demanda habitacional, sobre todo de familias profesionales, técnicos, maestros y algunos burócratas.

Las casas que en ese tiempo estaban ubicadas en la periferia suburbana de Managua, eran pequeñas e incómodas, y fueron entregadas a familias de ingreso medio, quienes las pagaron en pequeñas cuotas.

Marta Jaén, de 62 años, fundadora de la colonia, manifestó que las casas eran unos “módulos horribles” y sin estética, pero ante la escasez de oferta las familias no tenían otra alternativa.

“Las casas tal como están ahora son producto del trabajo de años, y del esfuerzo de las personas que las habitan, pero como todo lugar está plagado de problemas sociales que las autoridades deberían solucionar”, dijo Jaén.

Andenes en mal estado

Entre la gama de problemas que actualmente enfrenta la colonia, es evidente que los andenes son uno de los más sentidos, ya que a lo largo de cuatro décadas nunca se les dio mantenimiento y, por si fuera poco, los vecinos los ocupan para aparcar sus vehículos, violando las áreas peatonales.

“Son graves los daños que han causado los automóviles en los andenes, ya que no solo han destruido las planchetas de cemento, sino que también han destruido las tapas de los sumideros, lo cual es un gran peligro para los niños que salen a jugar por las tardes”, dijo Waldy Gutiérrez, habitante de la colonia.

Por otro lado, el estado de la Casa Comunal es deplorable, ya que se encuentra totalmente dañada y carece de techo. Las numerosas cartas que los vecinos han enviado a la alcaldía no han sido contestadas.

Miguel Sotomayor, otro fundador de la colonia, dijo que es una lástima el abandono de la Casa Comunal, ya que cuando fue construida era un sitio con una buena fachada donde se celebraban misas, fiestas particulares y kermess, entre otras actividades, pero en los últimos años muchos gobiernos municipales olvidaron su mantenimiento y comenzó a deteriorarse hasta quedar olvidada.

Delincuencia es escasa, pero…

Según los vecinos, la delincuencia está controlada en la colonia, pero debido a que la vecindad está rodeada de barrios donde se expende droga, el tránsito de antisociales ha aumentado, “sonando las alarmas” entre los pobladores, quienes temen ser víctimas de asaltos.

Jaén asegura que las pandillas no existen y los casos de robo se pueden contar con los dedos de las manos, pero un grupo de antisociales les ha quitado la tranquilidad en los últimos meses, ya que transitan por el sector para llegar a un barrio vecino donde compran estupefacientes.

Por su parte, Griselda Meléndez, encargada de los asuntos de la comunidad, dijo que como parte de los proyectos de la comuna capitalina, figura la reconstrucción del parque infantil, mejorar la Casa Comunal, y reparar el centro de Salud de la colonia, lo cual está planificado para mediados del próximo año.

Aseguró que la reparación de los andenes es lo más importante, por lo que ha gestionado en la alcaldía que se haga cuanto antes.

Áreas verdes tomadas

Meléndez manifestó que otro problema que se observa, es la toma de las áreas verdes o comunales por parte de los mismos pobladores, los cuales han construido parte de sus casas en estos espacios, privando a los niños de un lugar seguro para jugar.

“La alcaldía inspeccionará las casas metidas en las áreas verdes para verificar si algunas personas se las han tomado, ya que se piensa recuperar estos sitios, los cuales son para tener un lugar seguro a la hora de un sismo o para que los niños puedan jugar sin preocuparse de ser atropellados”, dijo Meléndez.

Explicó que en estos últimos años, la comuna ha estado interesada en los asuntos de la colonia y está dispuesta a apoyar su mejora, prueba de ello es la calle principal, la cual fue recarpeteada el año pasado.

Algo que los pobladores de Villa San Jacinto han enfatizado, es que a pesar de los problemas de carácter social que no han sido resueltos por ningún gobierno, la comunidad se siente orgullosa ya que la colonia es considerada un lugar agradable y segura para vivir.

Perseverancia rindió frutos
Un punto de referencia en Villa San Jacinto, es “La abastecedora Don Juan”, la cual fue levantada a base de esfuerzo por su propietario, quien sacó adelante lo que era una humilde venta de paletas, convirtiéndola en una gran miscelánea de dos pisos.

Foco de infección y fetidez

La basura en las calles de Villa San Jacinto no es gran problema, pero el cauce que se encuentra en la parte este de la colonia siempre está saturado de desperdicios, ya que los carretoneros llegan a botar todo tipo de desechos que recogen en otros lados.

Según pobladores, esta práctica es un foco de malos olores y está afectando la vida cotidiana de los habitantes de la colonia; además, temen que haya un brote de enfermedades producto de los desperdicios.

San Jacinto en números

555 casas

2,500 habitantes

2 colegios privados

1 colegio público

1 centro de Salud

1 iglesia (católica)

1 parque infantil (actualmente en mal estado)

1 Casa Comunal (actualmente en abandono)

"Cuando vine a la colonia los alrededores eran predios baldíos, montes por todas partes y escombros. Ahora, gracias a Dios todo ha cambiado”

Marta Jaén, fundadora de la colonia.

“Al principio las casas eran pequeñas y feas, las personas que venimos a habitarlas procedíamos de los barrios pobres de Managua, pero también vino gente de los departamentos”

Miguel Sotomayor fundador, de la colonia.