•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El residencial Las Mercedes fue construido a finales de los años 60 y comienzo de los 70, para familias de clase media y profesionales, como un proyecto habitacional del Ministerio de la Vivienda. Hoy, la pequeña urbanización cuenta con una gama de negocios en su calle principal, entre los que destacan panaderías, farmacias, comiderías, bares y supermercados, entre otros establecimientos.

Tiene unas 350 viviendas, construidas a base de concreto, y con modelos diversos, distribuidas en diferentes calles y andenes. Los primeros habitantes fueron acondicionando sus pequeñas casas, logrando remodelar casi el 80% de ellas.

El residencial limita al norte con las Américas II; al Sur, con la concurrida Carretera Panamericana Norte; al Este, con Unidad de Propósitos, y al Oeste, con los barrios “José Benito Escobar” y “Bertha Díaz”.

Atracos del exterior

Antisociales de algunos de estos barrios aledaños, supuestamente, realizan atracos en horas de la tarde y de la noche en la vía principal del residencial, a las personas que esperan buses, además, numerosos pobladores aseguran que han sido víctimas de robo en algunas viviendas, por lo que han optado por contratar vigilancia privada.

El lugar también cuenta con un pequeño establecimiento de verduras, donde los pobladores se abastecen de estos productos sin necesidad de asistir a los populosos mercados, el mercadito se encuentra ubicado en una esquina de la calle principal.

Acceso fácil a todo

El residencial cuenta con servicios básicos como agua, energía eléctrica, alcantarillado sanitario, servicio de  televisión por cable, teléfono, transporte colectivo, centros de recreación y una iglesia católica. Además, posee una pequeña área verde, la cual cuenta con arborización, bancas, cancha y un parque infantil.

Pobladores de la zona aseguran que dichos servicios no son interrumpidos en ningún momento, por lo que se encuentran agradecidos con la Alcaldía por mantenerlos abastecidos siempre, además, manifestaron que la basura no es un problema, porque el camión pasa por el residencial regularmente.

Respecto de la carretera principal, los habitantes expusieron que su mantenimiento ha sido constante durante todos los años de existencia del residencial, y los baches no ha sido parte de su paisaje nunca.

Falta escuela y centro de salud

Como el residencial fue una construcción para un grupo pequeño de personas, este en su diseño no incluyó escuelas ni centros de salud, por lo que algunos de sus habitantes tienen que mandar a sus hijos a diferentes institutos privados y públicos en los sectores aledaños, y otros prefieren que estudien en centros educativos privados más alejados.

Un peligro latente

Un aspecto negativo de Las Mercedes es que el terreno está sobre una falla sísmica, lo cual pone en riesgo la seguridad de sus habitantes, ya que las casas podrían desplomarse si ocurriera un temblor fuerte. Un caso muy sonado fue el de un nuevo residencial adyacente a la zona, cuyos inquilinos reclamaron a la constructora porque las paredes de sus viviendas se agrietaron, y temen un repentino derrumbe producto de los sismos. No es la excepción en Managua, según los expertos.

Pobladores tienen ciertas quejas

Gabriela Rivas Úbeda, pobladora del sector, dice que la seguridad no hace mucha falta, porque los habitantes pagan vigilantes privados, así que lo único que necesitan es el recarpeteo de las calles secundarias, las cuales se encuentran con muchos baches desde hace varios años.

“La carretera principal está en perfecto estado, pero las otras calles están en pésimas condiciones y da un mal aspecto a la zona, por eso se le pide a la alcaldía que se preocupe un poco por el mantenimiento de los andenes y de las vías secundarias”, dijo Rivas.

Explicó que la Policía ofrece buena asistencia a la zona, ya que se hace presente inmediatamente después de una denuncia o queja.

Por otro lado, el Cuerpo de Bomberos es otra institución que acude rápidamente ante cualquier emergencia que se le notifica.

Lo que hace falta

William Durán, habitante del lugar, dijo que hace falta mejorar las condiciones del parque, ya que los juegos y las bancas se encuentran en mal estado, y los niños a veces ni quieren ir a divertirse por las malas instalaciones.

Explicó que la seguridad en dicho sitio es necesaria, porque en horas de la noche hay jóvenes y adultos que llegan a consumir licor, a hacer escándalos y a consumir drogas.

“No siempre la Alcaldía nos atiende rápido, la otra vez estuvimos tres días sin luz, y ni porque se llamaba diario acudían a conectar la energía eléctrica, aparte, hay luminarias en algunos andenes que no sirven, y esto ocasiona que la delincuencia haga de las suyas”, aseguró Durán.

Alcantarilla representa un serio peligro

Es evidente que Las Mercedes es un lugar muy confortable para vivir, además, no tienen muchos problemas de carácter social, pero en una de sus calles hay una cloaca abierta desde hace meses, y está cubierta en su totalidad por monte. Esto representa un peligro latente para todas las personas, pero los que más corren riesgo son los niños, porque el lugar donde se encuentra la alcantarilla sin tapa es utilizado como un área de juego.

 

Historia

El terreno donde se ubica residencial Las Mercedes fue propiedad del doctor Carlos Báez, en los años 50, y fue parte de unas fincas llamadas “Las Delicias”, las cuales se caracterizaban por tener una poza que llevaba su mismo nombre.

 

Casas remodeladas

Pese a solo tener 350 casas, sus habitantes las han remodelado en los últimos años.

1,200 habitantes en el residencial

350 casas en la zona

1 parroquia

1 supermercado

 

"No todos los postes tienen luminarias, así que la Alcaldía tiene que instalarlas, pero también es importante que haya más presencia policial". Martha Martínez, pobladora

 

 "Queremos que la Alcaldía le ponga una tapa a la alcantarilla que está en un andén, porque alguien se puede ir accidentalmente por la noche". William Duran, poblador.