•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con el auge de establecimientos entre los que destacan bares, restaurantes, farmacias, ventas de motocicletas, talleres de servicios varios, un histórico mercado, supermercados, una fábrica de aceite y hasta un cementerio, se encuentra el histórico barrio Monseñor Lezcano, sin embargo, la diversificación de estos negocios y su crecimiento se contrasta con el incremento de la delincuencia.

El barrio se encuentra en una zona de fácil acceso y cuenta con sus calles pavimentadas, lo que permite, según sus pobladores, que los delincuentes hagan de la suyas a bordo de motocicletas y de vehículos a cualquier hora del día. Otro problema es la falta de reductores de velocidad, factor que ocasiona recurrentes accidentes de tránsito, porque los conductores circulan a exceso de velocidad.

“La Candelaria” carece de hidrantes

Según comerciantes del mercado “La Candelaria”, un caso muy alarmante es la falta de hidrantes en el interior de este, porque a pesar de estar bien ordenado y libre en todos sus accesos, no posee la seguridad suficiente tanto para los comerciantes como para sus compradores. Por otro lado, los continuos cortes del agua potable alimentan la preocupación de sus habitantes.

El agua es un problema de nunca acabar

Nelly Castillo, comerciante del mercado “La Candelaria”, manifestó que el agua casi siempre falta, situación que afecta a los pobladores porque tienen que acumular reservas antes de las nueve de la mañana, porque de lo contrario tendrían que esperar hasta las cinco de la tarde por el vital líquido.

“En el mercado estamos bien con el servicio de energía eléctrica y recolección de basura, lo que no hay dentro del lugar son hidrantes, pero a los comerciantes no nos preocupa tanto esa situación, porque en la esquina hay uno que puede ocuparse, pero estaría perfecto que se instalara uno”, dijo Castillo.

Explicó que no existe inseguridad en el mercado, puesto que los comerciantes pagan mensualmente a un guarda privado para que brinde vigilancia interna, y dé a los visitantes la confianza necesaria de comprar sin ser víctimas de algún delincuente.

Agua no llega y recibos salen alterados

María Espinoza, de 68 años, habitante de Monseñor Lezcano, dijo que el agua es un problema constante y de nunca acabar, porque como si fuera una regla, el vital líquido se corta a eso de las siete de la mañana y vuelve en horas de la tarde.

“La gente recoge agua en botellas y en pichingas para solucionar la necesidad, pero el problema radica en que los recibos salen como si estuviéramos consumiendo normalmente el servicio, lo cual es muy injusto, porque somos los pobres quienes pagamos por otros a los que les llega el agua normalmente”, dijo Espinoza.

Explicó que la situación con la delincuencia va cada día peor, ya que los antisociales hacen de las suyas en todos los puntos del barrio, y lo más interesante es que los jóvenes que causan estos inconvenientes no son del barrio, sino del barrio Santa Ana, lugar donde hay muchos problemas con las pandillas y con los expendios de droga.

“La Policía trabaja para erradicar estos grupos juveniles y apoya, pero los pobladores creemos que es necesario que la institución ponga un alto definitivo a estos actos vandálicos, porque no podemos seguir viviendo con temor”, aclaró Espinoza.

Otros problemas

Otra situación que los pobladores han catalogado como un problema es la falta de tapas de protección en las alcantarillas ubicadas en las inmediaciones del Cementerio General, inconveniente que puede convertirse en tragedia si un menor se precipita en uno de los agujeros. Por otro lado, camiones de carga que se parquean diariamente a la orilla de la calle del camposanto, obstaculizan el paso vehicular y congestionan la vía.

Pobladores piden mantenimiento

Pobladores de Monseñor Lezcano llamaron a la municipalidad para que lleguen a dar mantenimiento al parque del barrio, ya que se encuentra totalmente descuidado y deteriorado, prueba de ello es que todas las mallas han sido destruidas por los antisociales y los botes de basura fueron desmantelados, por lo que la basura también se ha convertido un serio problema.

Por otro lado, hacen un llamado a la Policía del Distrito II, para que brinde mayor patrullaje en la zona, ya que antisociales de barrios aledaños llegan a consumir licor y drogas en horas de la noche al parque infantil, y luego comienzan a realizar asaltos en la zona.

 

El histórico Cine León

En 1958 el ingeniero, electricista y piloto del Ejército de los Estados Unidos, Fanor Ibarra Rojas, fundó el Cine León en el barrio Monseñor Lezcano. Su excelente pantalla y vistosa fachada fueron desplomadas y destruidas con la sacudida del terremoto de 1972.

 

El alcalde inauguró su cementerio

La saturación del Cementerio capitalino de San Pedro demandó los servicios de un nuevo camposanto, por lo que en 1912, el entonces alcalde de Managua, Samuel Portocarrero, inició la construcción del nuevo cementerio al occidente de la ciudad, conocido como Cementerio General u Occidental.

En 1922 se concluyó con la construcción de dicho cementerio, el que fue inaugurado con los restos de Samuel Portocarrero por ser este el principal impulsor de la obra. El lema de la obra fue “Letum Non Omnia Finit” (La muerte no es el final de todo).

El cementerio tiene una extensión de 36 manzanas, en sus construcciones resaltan los mausoleos, capillas, imágenes, pedestales, cruces y maceteras elaboradas a base de mármol.

Fuente: www.manfut.org

 

"Lo que más afecta al barrio son los constantes cortes de agua, hay que levantase temprano para almacenar el vital líquido".

Nelly Castillo

Comerciante

 

"En el barrio estamos muy bien, la inseguridad que algunos mencionan no es en todas partes, es un lugar calmo y tranquilo para vivir".

Ariel Medal

Poblador

 

Privilegiado en educación

Cinco rutas de transporte colectivo circulan por las calles del barrio Monseñor Lezcano, uno de los lugares más accesibles de la capital.

3 colegios privados

1 centro de salud

1 hospital cercano

1 iglesia en la comunidad, parroquia Sagrado Corazón de Jesús

1 parque infantil