•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Colonia Mántica es uno de los lugares con menor territorio de la capital, ya que solo tiene dos calles. Sus habitantes cuentan con los servicios básicos:  teléfono, televisión por cable, energía eléctrica, Internet y agua potable.  Sin embargo, el vital líquido no llega 12 horas, lo que se convierte en un problema para este sector cuya densidad poblacional es de aproximadamente 400 personas conformadas por 60 familias.  

La colonia está localizada en la parte oriental del Distrito II, con un área aproximada de 20,000 metros cuadrados, con los siguientes límites: al norte con el barrio Santa Ana, al sur con el barrio Altagracia, al este con la conocida estatua de Montoya, y la Carretera Sur de por medio, y al oeste con el reparto Las Palmas. 

La vía principal para acceder a la colonia es la Carretera Sur y está conformada por dos calles pavimentadas en buen estado. Carece de áreas verdes, pero la zona es una de las más seguras de la capital, según datos de la Policía Nacional.

Falta de agua

Walter Obando Rocha, de 45 años, vigilante del sector, dijo que el problema que actualmente afecta a la colonia es la falta de agua, pues todos los días el vital líquido se va a las seis de la mañana y vuelve a las seis de la tarde.

“Este problema con el agua es diario, y sus habitantes han tenido que colocar en sus hogares tanques de agua, porque de lo contrario tendrían que esperar hasta las seis de la tarde, hora en que se reactiva el servicio.

Enacal debería solucionar este problema, ya que en el sector hay clínicas médicas que necesitan del vital líquido”, dijo Obando.

Poste peligroso

Por otro lado, manifestó que en la colonia hay un poste de madera que sostiene los cables de electricidad que está podrido, ubicado de la entrada principal del Hospital Salud Integral dos cuadras al sur.

Esta situación mantiene en zozobra a las personas que tienen negocios o viviendas enfrente, pues temen que caiga sobre ellos, o que los cables de energía ocasionen un incendio si llegaran a reventarse.

No hay delincuencia

Obando Rocha comentó que no existe delincuencia en la colonia, debido a que se ejerce vigilancia las 24 horas para garantizar la seguridad de los transeúntes y de los negocios del lugar.

“Además de todos los vigilantes que dan protección a la colonia, la Policía hace sus rondas frecuentemente, y siempre acude cuando se le hace una llamada ante cualquier emergencia o sospecha”, dijo Obando.

 

"Todos los dueños de las viviendas o negocios en la colonia tienen instalados tanques para almacenar agua, de lo contrario estarían recogiendo diariamente en baldes el vital líquido".

Walter Obando Rocha

Vigilante