•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Dirección de Medio Ambiente y Urbanismo de la Alcaldía de Managua, ALMA, ayer entregó 12 multas a igual número de empresas que se aventuraron a realizar construcciones, en diferentes puntos de la capital, sin el debido permiso de la comuna, mientras el presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, CNC, Benjamín Lanzas, cuestionó que hay un “cuello de botella” para obtener dichos documentos, ya que son muchas las solicitudes hechas por las constructoras y poco el personal de Urbanismo.

Fidel Moreno, Secretario General de ALMA, aseguró que estas empresas no solicitaron el respectivo permiso de construcción y no cumplieron con los requisitos correspondientes, como por ejemplo, los que establece el Código de la Construcción.

“Esto es con el objetivo de garantizar seguridad, de que haya supervisión de las obras y de que estas tengan un estándar mínimo de calidad, de que cuidemos por ejemplo qué hacer con las aguas pluviales, verdad, que no terminemos echándoselas al vecino o que no sigamos generando más inundaciones”, explicó Moreno.

Empresa multada con C$230,000

El director de Medio Ambiente y Urbanismo, David Valdivia, la mañana de ayer entregó una multa a la empresa AEO Ingenieros por un monto de C$230,000. Dicha empresa construye un edificio de tres plantas, exactamente de los semáforos del Club Terraza una cuadra y media al oeste, en el residencial Villa Montana, en un terreno que pertenece a Milciades Castellón.

Según Valdivia, AEO ya había recibido dos notificaciones anteriores para que remediara su actuación, pero no lo hizo. Una ingeniera de apellido Palacios recibió la multa, y dijo desconocer si la empresa cuenta con el permiso de construcción, pero que notificaría al dueño del proyecto.

Valdivia explicó que cuando una persona o empresa inicia una construcción de manera ilegal es notificada por la comuna, con el fin de que suspenda su actividad, para que luego presente su constancia de solicitud de uso de suelo y su permiso de construcción, pero si se rehúsa a pagar podría enfrentar un proceso legal.

El director de Urbanismo explicó que el monto de la multa se hace con base en el avance de la obra construida, pero que el impuesto a pagar por parte de la persona natural o jurídica para obtener el permiso de construcción es el equivalente al 1.1% del total de la obra.

Procedimiento tedioso

Lanzas aseguró que hasta ayer ninguno de sus socios había reportado haber sido multado por ALMA, pero recordó que la CNC siempre les ha recomendado que cumplan con las formalidades en todos los sentidos al momento de realizar obras, por lo que ve positivo el accionar de la comuna en contra de quienes violan la ley.

“Es tedioso ir a sacar esos permisos (a la Alcaldía), y nosotros hemos tratado de ver cómo hacemos para que los cuellos de botella se vayan, de alguna manera, eliminando. Sin embargo, la Alcaldía está haciendo un trabajo bastante bueno en ese sentido, el problema más que todo se da en que hay bastante demanda de permisos, y, desafortunadamente, la Alcaldía no ha podido incrementar su personal que atienda todos los casos, entonces hay atraso”, cuestionó Lanzas.

Exentas de pago

Las multas, hasta ayer, fueron dirigidas a personas jurídicas, pero los funcionarios de ALMA dicen conocer que personas naturales también están violando dicho procedimiento, por lo que las sanciones podrían ampliarse a ellas. Para tener un mejor control y supervisión de las construcciones y el respeto a las leyes, Moreno aseveró que han contratado a más personal en la Dirección de Urbanismo, pasando de 8 a 20 trabajadores.
El secretario general de la comuna dijo que algunas personas alegan desconocimiento de la ley, pero que el Plan de Arbitrios establece un canon para permisos de construcción. “En el caso de las viviendas de interés social, precisamente, esta administración hace dos años y medio eximió de la responsabilidad del pago del impuesto de construcción a las viviendas que hacen ampliaciones o nuevas construcciones”, recordó Moreno.