•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Alcaldía de Managua (ALMA) continúa su lucha por controlar la basura. Esta vez, en el marco de la campaña “Vivir bonito” y con el apoyo de la empresa privada, este martes entregó 11 mil bolsas biodegradables a igual número de taxistas, pero la comuna aún no tiene la capacidad para multar a quienes tiren basura a las calles de la capital desde los vehículos particulares o colectivos.

Parte de la distribución de las bolsas la hizo personalmente el vicealcalde de Managua, Enrique Armas, en el sector de los semáforos de El Zumen, junto a miembros del Movimiento Guardabarranco. Según el funcionario, en la capital circulan 12 mil taxis.

“Esto es para que los pasajeros que abordan los distintos vehículos puedan ir depositando la basura en estos bolsos y colaboren todos, y sigamos trabajando en esta campaña… Los taxistas son los que llevan gente todo el día, gente que va comprando, que va comiendo, que necesita depositar los desechos, y en vez de ir tirándolos a la calle --como generalmente lo han hecho siempre-- ahora vamos a contar con esta bolsita”, dijo Armas.

20 mil dólares de apoyo

Andrés Jiménez, director país de la empresa Cemex, dijo que la inversión para las 11 mil bolsas fue de 20 mil dólares y que han apoyado a ALMA como parte de la responsabilidad social y ambiental de esa empresa.

“Siempre he tenido la expectativa de que Managua va a mejorar y ahora estamos seguros de que con esta campaña y todos los esfuerzos que está haciendo la Alcaldía de Managua en estos momentos va a mejorar muchísimo, ya se está viendo la diferencia, como los compañeros de los autos y los peatones que están conscientes de que no podemos estar tirando basura a la calle”, consideró Jiménez.

El taxista Edgar Ondoy recibió una bolsita y aseguró que él no ensucia Managua, ya que cuando tiene basura la guarda en su vehículo. “Es mejor que no boten la basura en la calle y que mejor la echen en el bolsito que está regalando la Alcaldía para no mantener las calles sucias”, aseveró que les dirá a sus pasajeros.

Pasajeros y conductores impunes

A diario se puede observar pasajeros de vehículos privados y colectivos arrojando desechos a las calles de Managua, sin que nadie pueda evitarlo. Las multas que aplica la comuna no llegan hasta ellos, pues no cuentan con el personal suficiente para fiscalizar estos hechos. Ante este cuestionamiento el vicealcalde se limitó a decir que “vamos a hacer todo lo posible porque Managua esté más limpia”.