•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El reparto San Patricio, ubicado en el kilómetro 8 Carretera Sur, cuenta con aproximadamente 120 casas y fue construido para albergar a personas de clase media. El lugar cuenta con los servicios básicos de agua potable, drenaje sanitario, drenaje pluvial, energía eléctrica, alumbrado público, servicio telefónico, televisión por cable e Internet. 

El reparto se caracteriza por ser un lugar limpio, calles totalmente asfaltadas, aunque algunas están deterioradas, pero tiene la desventaja de estar bastante alejado del centro de Managua, y solo entra la Ruta 154, por lo que sus habitantes tienen que esperar bastante tiempo para abordar la unidad.  

El acceso a este reparto es excelente, y por el buen estado en la mayoría de sus calles la circulación del transporte selectivo (taxis) es fluida; además, el lugar sirve como puente hacia otros puntos de Managua.

Problema con la calles

En el reparto es evidente la falta de mantenimiento en alguna de sus calles, y se observan baches que impiden la libre circulación vehicular, y en el invierno se convierten en charcos.

Delincuencia alarma

Maricela Tercero Gutiérrez, pobladora del lugar, manifestó que hay bastante delincuencia, y que incide el que la mayoría de las luminarias se encuentran en mal estado. Es un problema que lleva bastante tiempo, y a pesar de que se ha informado a la compañía eléctrica, nadie se ha presentado a revisar las luminarias”.

“La falta de luminaria ha generado que antisociales de barrios aledaños lleguen a bordo de motocicletas a esperar a la gente que sale de sus casas para asaltarlas, y las intimidan con armas de fuego para quitarles sus pertenencias”.

Explicó que muchas personas que no son del lugar llegan en horas de la noche a los lugares más oscuros, y realizan actos indecentes dentro de sus automóviles, o simplemente tienen relaciones a la par de los muros de las viviendas.

Meca de asaltados

“El reparto también se ha convertido en un botadero de “personas asaltadas”, porque en horas de la noche vehículos particulares y taxis llegan a las calles desoladas y oscuras del sector a botar o dejar abandonadas a sus víctimas golpeadas o dormidas con algún alucinógeno”, dijo Tercero.

Alcantarillas dañadas

Erick Reñasco, otro poblador, manifestó que en el reparto hay cerca de ocho familias que viven cerca del cauce en el oeste del sector, lugar donde se encuentran dos alcantarillas en mal estado y todos los inviernos se taquean, expulsando agua podrida. “Pedimos a las autoridades policiales que ejerzan un poco más de vigilancia en la zona del parque, ya que muchas personas llegan a tirar basura y realizan actos vandálicos con los juegos infantiles”, vienen delincuentes de otros lados a hacer de la suya”, reiteró Reñasco.

 

"La reparación de las luminarias es algo que urge en el reparto, por eso hacemos un llamado a las autoridades correspondientes para que corrijan esta situación".

Maricela Tercero

Habitante

 

"En la zona del parque han ocurrido muchos robos, por lo que la Policía debería patrullar más la zona".

María Rojas

Habitante