•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Colonia El Periodista fue fundada hace 17 años por el gobierno de la época, cuando según pobladores los precios de las viviendas oscilaban entre los 15,000 dólares las pequeñas y 18 mil dólares las grandes. Con el pasar del tiempo los costos de las residencias tuvieron un descenso, pues los colonos se quejaron de la mala calidad de los materiales de construcción con que fueron hechas.

Los terrenos fueron donados por el gobierno de Daniel Ortega y los fondos con que se construyó la Colonia fueron gestionados por Violeta Barrios de Chamorro al gobierno venezolano que dirigía en aquel entonces el presidente Carlos Andrés Pérez.

La colonia posee alrededor de 280 viviendas y todas cuentan con los servicios básicos, alcantarillado público, televisión por cable, internet y telefonía. Además los pobladores han contratado vigilancia privada las 24 horas para la seguridad de su familia y la preservación de la paz en el sector.

Delincuencia afecta

Anabel Barrera, habitante de la colonia, dijo que aunque los pobladores pagan vigilancia privada, en el sector se han dado casos de robos contra los pobladores que caminan por los andenes, además se han dado muchos casos de saqueo en el interior de las viviendas.

“Muchos aquí pagamos la vigilancia, pero más de la mitad se hacen de la vista gorda con el pago, pero cuando les roban en el interior de las viviendas o los asaltan en las calles, se enfurecen y dicen que los vigilantes no hacen nada; deberían de pagar si quieren más seguridad”, dijo Barrera.

Aclaró que los robos no son algo cotidiano en el sector, pero no se puede ocultar que la delincuencia también hace de las suyas en una colonia que cuenta con varios vigilantes privados y que además ha implementado cadenas de acceso en las entradas. “Hasta chapeo de vehículos se han registrado, los delincuentes son bastante escurridizos y hacen de las suyas aunque cuiden muchas personas”.

Parque de inmoralidades

Por otro lado, el parque de la colonia que es un sitio de recreación infantil, era visitado por personas de otros sectores para realizar actos inmorales, “al parque llegaban parejas de jóvenes y adultos en horas de la noche a tener relaciones íntimas, las personas no eran de la colonia, sino de barrios aledaños”, aseveró Barrera.

Ahora en la entrada se lee “no se permiten actos indecentes dentro del parque”, el cual fue colocado por los mismos pobladores que estaban cansados de la infamia de los inmorales visitantes.

Recibos elevados

Por su parte Silvia Morales, habitante, expresó que en la colonia los recibos de luz llegan sumamente altos, hecho que golpea el bolsillo de todos los pobladores. “La gente que vive aquí no es rica, por lo tanto, no es justo que paguemos esas grandes cantidades de dinero que supuestamente registran los medidores”.

“Otro caso de interés es que a mucha gente les han cambiado los medidores de agua por unos nuevos, todos han expresado que si antes pagaban 200 córdobas ahora pagan 1000, creo que eso no es justo porque estas empresas solo les interesa afectar a los pobres y dejarlos más endeudados”, finalizó Morales.

 

"Los vigilantes hacemos todo lo posible para que los antisociales no perturben a los pobladores, pero muchos de ellos son escurridizos y logran entrar a la colonia a hacer de las suyas".

José Ángel Madriz Solís
Vigilante