•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Praderas del Doral, urbanización habitada por personas de clase media, cuenta con 1,119 viviendas y está ubicada cerca del Mercado de Mayoreo, lo que permite a sus pobladores realizar sus compras cotidianas en el populoso mercado.

El residencial cuenta con agua potable, luz eléctrica, alumbrado público, drenajes sanitarios, televisión por cable e internet. Por el sector no circula el transporte urbano colectivo (buses), solo el transporte selectivo (taxis) hace total presencia en la zona, también el servicio de caponeras brindan su asistencia a los colonos cuando quieren trasladarse a las paradas de buses.

El lugar cuenta con un acceso principal en perfecto estado. Su estructura vial interna está conformada por varias calles principales que están asfaltadas, pero en mal estado. En cuanto a las viviendas de la zona, algunas poseen su diseño original, otras, en cambio, fueron remodeladas por los habitantes para darle un toque diferente.

El Distrito VI de Policía es el encargado de brindar seguridad a los pobladores del residencial, catalogado como uno de los lugares con menor incidencia delincuencial, sin embargo, sus pobladores piensan lo contrario.

Vandalismo en parque

Jamileth Gutiérrez Leiva, habitante, dijo que la delincuencia es un dolor de cabeza para todos los habitantes del residencial, pues como el lugar no posee muro perimetral, los antisociales se escabullen al parque infantil para consumir licor y fumar estupefacientes, luego bajo la influencia de los narcóticos comienzan a realizar robos a toda persona que transite por el punto.

“Esta situación tiene tiempo de existir, creemos que estos antisociales son de los barrios aledaños, porque los jóvenes que viven en el residencial son personas de bien. Estos delincuentes tienen destruidas las bancas del parque y mantienen en zozobra a todos los habitantes”, dijo Gutiérrez, quien indicó que la hora exacta en que los antisociales llegan a instalarse al parque es a las 5:30 p. m. diariamente, dato que se les ha suministrado a los oficiales de Policía por parte de los pobladores para que lleguen a patrullar la zona.

Lo recurrente

“Los policías llegan y detienen a estos jóvenes, pero días después andan libres, nuevamente, realizando fechorías. Es necesario que los agentes del orden pongan mano dura con estos muchachos y patrullen más seguido la zona”, aseveró Gutiérrez.

Por su parte, Katherine Montenegro Obando, pobladora, dijo que la delincuencia en el parque no permite realizar compras en horas de la noche porque al pasar por este punto los habitantes son despojados de sus pertenencias.

“En el parque se llegan a drogar, a beber y a realizar escándalos. Aunque esto suceda en el residencial, la Policía no llega a patrullar, por lo tanto se le pide a la institución que venga a dar protección a los habitantes en horas de la noche”, dijo Montenegro.

Calles en mal estado

Aunque las casas del residencial poseen un alto valor de venta, muchas de sus calles se encuentran totalmente deterioradas, hecho que mantiene enojados a sus pobladores, porque nadie se preocupa en dar respuesta a esa situación.

Jamileth Gutiérrez Leiva dijo que cuando llega la temporada lluviosa se forman varios charcos en las calles que se encuentran en mal estado, pues prácticamente son lugares de tierra donde el pavimento no existe o está quebrado.

“Los pobladores esperamos que alguien dé solución a este problema que tenemos desde hace años. Estas carreteras en época de invierno son intransitables, porque se llenan de lodo y el agua se empoza, impidiendo a los habitantes transitar con normalidad”, finalizó Gutiérrez.

"Ojalá la Policía patrulle en horas de la noche en el residencial, solo de esa forma los pobladores estarán tranquilos”.

Katherine Montenegro Obando

Pobladora

"Los pobladores queremos que las calles sean reparadas, este problema lo tenemos desde hace años y nadie ha dado respuesta”.

Jamileth Gutiérrez Leiva

Habitante