•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El reparto Belmonte data de los años 50, aproximadamente, y antes de la construcción de todas las viviendas el lugar era un vasto terreno que pertenecía a la familia Riorda, que ocupaba dicho sitio como una finca totalmente cercada para mantener el ganado pastando, recordó Ramón Cisneros Leiva, fundador y habitante del residencial.

Cisneros Leiva dijo que cuando los primeros pobladores llegaron al reparto, había 51 lotes y se les cobró 16 córdobas (al tipo de cambio de aquel entonces) por la vara cuadrada de los terrenos adquiridos, por lo tanto quien tenía mayor capacidad de pago podía adquirir parcelas más grandes.

Comentó que el terreno donde se construyó la iglesia católica María Santísima, fue una donación que hicieron todos los colonos del reparto, porque deseaban contar con un templo cercano al cual acudir los fines de semana.

Hoy en día, este reparto es una zona exclusiva de Managua, ya que tiene pleno acceso a todos los servicios básicos, además del servicio de recolección de basura y vigilancia privada. Actualmente el lugar se encuentra “achicado” por el crecimiento de una universidad privada, pues dicho centro de estudios superiores ha comprado varias casas de la zona para ocuparlas como parte de sus instalaciones y se ha expandido por casi una cuadra del reparto.

Sus pobladores cuentan con la cercanía del Hospital Vélez Paiz, adonde pueden llegar a recibir atención médica en caso de emergencia. El reparto también cuenta con diferentes negocios, como comiderías, fotocopiadoras e instituciones del gobierno.

Andenes tomados por negocios

En los andenes del reparto se pueden apreciar varios establecimientos que obstaculizan la libre circulación de los estudiantes y transeúntes del sector, quienes tienen que arriesgar su seguridad al bajar a la calle, donde circulan vehículos.

A este problema se le suma el exceso de vehículos que se parquean a ambos lados de la calle, hecho que ocasiona pequeños embotellamientos y entorpece la rápida circulación automovilística.

Calles deterioradas

Por otro lado muchas calles de la colonia presentan baches que afectan a los automóviles que circulan por el sector, además en época de lluvia estos hoyos se convierten en charcos que no se pueden apreciar bien y representan un peligro para los automotores, dicen los pobladores.

Basura regada por doquier

En tanto Ramón Bermúdez, vigilante, dijo que el reparto es bastante seguro a cualquier hora, además los pobladores se encuentran conformes con todos los servicios básicos del sector, el problema latente radica en la basura.

Explicó que diariamente pasan carretoneros barriendo y levantando basura por el reparto, pero en vez de llevársela la dejan tirada por todo el lugar, porque les interesa botar la basura de las viviendas, ya que les pagan 10 córdobas por el servicio.

“Por todo el reparto se pueden ver las alcantarillas llenas de basura, es más, en época de invierno el agua queda estancada y forma enormes charcos en las calles, porque estos puntos no funcionan”, dijo Bermúdez.

 

Agua estancada

Diferentes tipos de desechos y agua estancada se encontraban regados a la orilla de la calle principal del reparto Belmonte, esto a pesar de que carretoneros de la Alcaldía llegan diariamente a limpiar el sector.

 

"El reparto es un lugar muy tranquilo, pero se ha escuchado últimamente de asaltos a los jóvenes que caminan por el sector".

Ramón Cisneros Leiva

Fundador y habitante del reparto.