•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Seguro, tranquilo, limpio y ordenado, son las cualidades que posee el reparto El Carmen, pues el lugar cercano a la iglesia es custodiado en todos sus puntos de acceso, las 24 horas del día, por oficiales de la Policía Nacional; esto para brindar protección al hogar del vecino más conocido, el Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra.

El sector es una de las zonas más completas de la capital, ya que cuenta con clínicas, universidades, pulperías, talleres, revistas, radioemisoras, canales de televisión, entre otros negocios. Además, los pobladores de la zona tienen muy cerca un parque infantil en buenas condiciones, adonde los jóvenes y niños llegan a divertirse.

Gustavo Raskosky Páez, Ministro del Distrito Nacional hasta 1960, fue la persona que a través de la Oficina Nacional de Urbanismo, fue el encargado para regular y controlar el crecimiento urbano de Managua, lo que permitió el surgimiento de edificios de varias plantas en la zona central y urbanizaciones populares en la periferia de la ciudad, entre ellos el reparto El Carmen.

Las viviendas originales de El Carmen son grandes y cuentan, además, con amplio terreno adicional, con todos los servicios de infraestructura. Las casas tienen un bonito estilo arquitectónico de la época de los 50 y 60 y excelentes condiciones urbanísticas, similares a las construcciones de urbanizaciones como Las Palmas, reparto San Juan y reparto Serrano.

En una de las entradas principales se encuentra erigido el monumento a Ramón Montoya, en homenaje al Soldado Nicaragüense, y que además es un conocido punto de referencia en la capital.

La estatua de Montoya es una de las más antiguas (1 de enero de 1909) de la capital, y representa a un joven nicaragüense que murió a los 14 años de edad, cuando salió de su trinchera alentando a sus compañeros a integrarse a la ofensiva final que el Ejército de Nicaragua hizo contra los ejércitos de Honduras y El Salvador en la Batalla de Namasige, población hondureña cerca de El Guasaule. La batalla duró una semana, del 17 al 23 de marzo de 1907.

Parroquia emblemática

El reparto El Carmen cuenta con la conocida parroquia Nuestra Señora del Carmen, fundada en el año 1952, la que se encuentra ubicada de la Casa del Obrero 1 cuadra al oeste. Está conformada por la comunidad de frailes Carmelitas Teresianos; su primer párroco fue Fray José María Pelechá.

El 16 de julio se celebra a la Virgen del Carmen, día que se realiza una procesión y misa solemne, ahí los devotos piden innumerables favores, llevando consigo el escapulario, símbolo de la protección de la Madre de Dios y un signo de su consagración.

Acceso complicado

El control de acceso al reparto por parte de miembros de la Policía Nacional, es bien vista para parte de los pobladores, porque sus casas permanecen vigiladas diariamente y a toda hora, además es casi imposible que sufran de robos en el interior de sus viviendas o en la vía pública.

Otra parte de los habitantes opinan lo contrario, ya que el acceso a la colonia se ha vuelto un martirio, porque los oficiales son “odiosos, pedantes y altaneros”, y señalan que estos, al parecer, ponen muchos obstáculos para el ingreso al sector e incluso se han reportado discusiones con ellos porque no dejan entrar invitados en horas de la noche e incluso tampoco a los mismos colonos que llegan a altas horas.

Imelda Chávez Aguilar, doméstica, comentó que los oficiales que custodian las entradas no son corteses y en ciertas ocasiones se ponen agresivos con las personas, actitud que no deberían presentar porque eso causa inconformidad.

“Está bien que vigilen porque aquí vive el Presidente de la República, pero no deberían condicionar el acceso porque el reparto es un lugar público al que cualquiera puede entrar y salir a la hora que quiera. A mí me han detenido para preguntarme a qué llego, y eso que me conocen desde hace un año, algo que es absurdo”, dijo Chávez.

Delincuencia escasa, pero…

Por su parte, Juan Arana Vogel, poblador, dijo que la delincuencia tiene alguna incidencia en la zona a pesar de que la Policía patrulla regularmente el sector, y muchos de los pobladores han instalado serpentinas para evitar la intromisión de los vándalos.

“Aquí los delincuentes se meten en las casas que tienen los porches descubiertos, a los vehículos les quebraban los vidrios y se llevaban lo que podían de su interior, parece que estos jóvenes vienen del barrio Bóer”, explicó Arana.

Calles en mal estado

Arana manifestó que las calles del sector se encuentran en mal estado, esto no por falta de mantenimiento, ya que la Alcaldía recarpetea todos los años luego de la temporada lluviosa, sino porque conductores de la Ruta 102 se introducen para acortar camino y deterioran poco a poco las calles.

“Ellos no pasan a altas velocidades, el detalle está en que la calle no fue construida para el transporte pesado, por lo tanto, la circulación diaria de las unidades para acortar camino deteriora rápido el pavimento”, finalizó Arana.

 

"Los pobladores tuvimos que instalar serpentinas para evitar que chapearan nuestros vehículos, nadie conoce quiénes son los jóvenes que se introducen".

Juan Arana Vogel

Poblador