•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El barrio Largaespada es parte integral de la historia de Managua, tiene más de medio siglo de existir, todo el sector que hoy compone esa parte de la capital eran tierras que pertenecían a Andrés Largaespada, exalcalde de la ciudad en el año 1935, además fungió como presidente del Comité Ejecutivo del entonces Distrito Nacional.

El barrio tiene parte de sus calles --no todas-- en buen estado, por lo tanto el acceso es fácil y sin inconvenientes. En años recientes, después de los años 90, ha sido rodeado por negocios, su buena ubicación geográfica permite que los establecimientos en ese punto proliferen rápidamente. Dentro de sus límites se encuentran farmacias, bares, restaurantes, empresas de vigilancia y hospitales, entre otros.

Nicolás Contreras González, habitante, dijo que el barrio no tiene inconvenientes de racionamiento de agua como otros sectores de Managua, rara vez hay cortes de energía y la basura pasa puntual en los días establecidos, por tales motivos considera que la zona es un sitio de pocos problemas.

“La verdad, aquí no tenemos muchas dificultades, el lugar es un sitio tranquilo para vivir, los pobladores estamos contentos porque no tenemos tantas dificultades, los problemas que hay son mínimos”, dijo Contreras, refiriéndose a los servicios que tienen en el barrio.

Pero en cambio, Félix Tercero Cruz, otro residente, manifestó que varias calles de la zona se encuentran deterioradas por falta de mantenimiento, en ciertos puntos los baches son tan grandes que los vehículos tienen que tomar un desvío.

“Es necesario que la Alcaldía se presente, revise y componga las calles, ya que esta situación tiene mucho tiempo de estar así, además la época de lluvias se acerca y en esos puntos se harán grandes charcos”, dijo Tercero.

Delincuencia afecta

Por su parte Arles Martínez, habitante, comentó que la delincuencia en el barrio está alcanzando niveles peligrosos. La forma en que los delincuentes cometen los delitos es a bordo de motocicletas, en bicicletas o incluso a pie, pero en todos los casos el accionar es intimidando a las personas con armas de fuego o armas blancas.

“Las pandillas de los barrios ‘Jorge Dimitrov’ y ‘Francisco Meza’ son responsables de estos actos delincuenciales. Como conocen perfectamente el barrio, saben por dónde salir rápido cuando cometen sus fechorías, y escabullirse hacia sus sectores. Por eso los asaltos se dan a cualquier hora”, comentó Martínez.

Martínez también explicó que ante la creciente ola de delitos, la Policía Nacional se encuentra más pendiente del barrio y está realizando patrullajes más frecuentes en todo el sector.

“Está bien lo que están haciendo, pero necesitamos que incrementen más este patrullaje y que lo mantengan, porque solo de esta forma se podrá erradicar el índice delincuencial”, finalizó Martínez.

 

"Queremos que la Policía aumente los patrullajes en el barrio Largaespada, también que incremente el número de efectivos policiales para que vigilen la zona todo el tiempo".

Arles Martínez

Habitante.

 

 

"La verdad es que este barrio no tiene muchos problemas en cuanto a servicios, en lo que deberían de poner mente es en la delincuencia, porque hay mucha".

Nicolás Contreras González

Habitante.