• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

En el Mercado Oriental existen alrededor de seis terminales de buses, pero en realidad solo una de ellas tiene la fachada de querer serlo, porque el resto son simplemente terrenos que han sido destinados como paradas de buses del transporte interurbano, donde no hay ni lugares de espera ni servicios sanitarios ni bahías para la entrada de las unidades.

Ninguna de las terminales del Oriental es administrada por la Corporación Municipal de Mercados de Managua, Commema, sin embargo los transportistas pagan un canon de arriendo por el derecho de uso de la terminal. Esos lugares fueron creados aparentemente “a la brava”, ya que no han tenido ninguna mejora desde que surgieron.

Transportistas inconformes

Erick Vanegas Áreas, operario de una cooperativa, dijo que la delincuencia afecta mucho la terminal a cualquier hora del día, esto porque no hay ningún tipo de vigilancia.

“Este problema es serio, ya que los ladrones se paran en la entrada de la terminal y comienzan a arrebatarle las cosas a toda persona que pase; el usuario es el mayor perjudicado”, comentó Vanegas.

Señaló que los delincuentes actúan impunemente arrebatando cadenas o bolsos a los usuarios que se dirigen a la “terminal”, y es difícil que aparezca una autoridad, ya que aunque se notifique de estas situaciones, la Policía no se hace presencia.

Por su parte Juan José Calero Hernández, trabajador de cooperativa, dijo que el problema con los antisociales es algo de nunca acabar y está ocasionando la pérdida de pasajeros a todos los transportistas, porque estos buscan otros lugares de abordaje rumbo a sus destinos, que sean más seguros y que tengan vigilancia.

Manifestó que las personas a partir de las cinco de la tarde ya no llegan ahí a abordar los interlocales hacia sus destinos en los departamentos, por temor a ser víctimas de un asalto o a ser agredidos por los delincuentes.

“Se le ha dicho a la administración que contrate aunque sea un guarda de seguridad para que dé protección a los usuarios, pero hacen oídos sordos a las quejas, y mientras tanto los atracos continuarán dándose”, afirmó Calero.

Terminal es un basurero

En tanto José Luis Chávez Acuña, trabajador de cooperativa, explicó que la llamada “terminal” siempre está atestada de basura, diariamente se observa cantidades de bolsas plásticas regadas por el lugar y, por supuesto, todo tipo de desperdicios de comida, frutas, verduras, etc.

Agregó que los transportistas ya han notificado su malestar a la administración de la parada, para que brinde una solución, pero las quejas no son escuchadas y solo mandan a limpiar de vez en cuando.

“Este lugar es un verdadero caos, siempre está lleno de todo tipo de basura, hay puntos donde se sienten fuertes malos olores, es necesario que la administración dé respuesta a nuestras quejas, porque al fin y al cabo nosotros pagamos un arriendo por el lugar. Ellos creen que con medio limpiar dos veces a la semana todo está solucionado”, dijo Chávez.

Usuarios descontentos

Sara Cuadra Argüello, usuaria del transporte, dijo que las condiciones en que se encuentra la parada es deplorable, “hay únicamente dos bancas pero están en mal estado y sarrosas, en esa incomodidad debemos esperar a los interlocales”.

“La basura es otra constante en este punto, siempre hay basura por todos lados y el canasto viejo que se encuentra en la entrada para depositar desechos no lo ocupan, más bien da mal aspecto”, se quejó Cuadra.

Por su parte, Rodolfo Ruiz Pereira, también usuario, manifestó que la inseguridad en el lugar es el principal problema de esa terminal, además, como la gasolinera se ha convertido en otro gran estacionamiento, los embotellamientos son “el pan de cada día”.

“Siempre hay aglomeración de vehículos en la entrada, porque hay carros mal estacionados o porque hay vehículos que quieren entrar al lugar para usarlo como parqueo, la organización de este lugar no sirve en lo absoluto, las autoridades correspondientes deberían revisar este sitio y exigir que brinden las condiciones necesarias para los usuarios”, señaló Ruiz.

Segundo Martínez Tercero, encargado del lugar, aseguró que en cuanto a la basura, el lugar siempre se mantiene limpio, porque se le paga a los carretoneros para que limpien. Sobre la seguridad, comentó que el sitio no es peligroso porque los maleantes “no pasan del portón del estacionamiento”.

“No hay que exagerar las cosas, la terminal es ordenada, limpia y segura, ya que la administración siempre está pendiente de todo”, aseveró Martínez.

"El lugar siempre está ordenado y limpio, tampoco hay que exagerar las cosas, la administración está al tanto de solucionar los problemas".

Segundo Martínez Tercero

Encargado del lugar.

"Esta terminal lo que necesita es más seguridad, ya que los ladrones asaltan en la entrada a cualquier persona".

Erick Vanegas Áreas

Trabajador de cooperativa.

"La basura siempre está regada por todo el lugar, es necesario que la administración resuelva este problema cuanto antes".

José Luis Chávez Acuña

Trabajador de cooperativa.