• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La terminal de buses del Mercado de Mayoreo a diferencia de la mayoría de terminales de buses de Managua, donde abunda la basura, los antisociales, los malos olores y la incomodidad, en la del Mercado de Mayoreo “Rigoberto Cabezas” la situación es completamente distinta, ya que se nota limpia y cuenta con una pequeña sala donde los usuarios pueden descansar mientras esperan el respectivo bus.

Las instalaciones de la terminal del Mayoreo también poseen tiendas donde los usuarios del transporte pueden adquirir desde ropa hasta comida, en un ambiente ordenado porque los vendedores están establecidos en puntos específicos para ello.

La limpieza de este lugar es otra cosa que hay que admirar, pues aparentemente trabajadores contratados por la administración se encargan de mantener todo libre de desperdicios.

En cuanto al servicio expreso, la gente lo cataloga de buena calidad, ya que las unidades se encuentran en perfecto estado y cuentan con todas las condiciones.

Buseros con muchas demandas

Conductores que prefirieron omitir sus nombres por temor a conflictos con la administración de la terminal, dijeron que muchos de los trasportistas hacen caso omiso a las recomendaciones de seguridad, ya que los usuarios tienen que abordar las unidades en plena vía pública luego de haber salido de la terminal, afectando la libre circulación vehicular y arriesgando la integridad física de los que se montan a los buses.

“También tenemos problemas con los boletos que compra la gente, porque a veces los encargados se los entregan mal o les dan el mismo a dos personas, lo que ocasiona pleitos entre los usuarios, todo esto se debe a la mala administración que hay en la terminal”, dijeron transportistas.

Estacionados en gasolinera

Por otro lado, hay muchos transportistas con destinos hacia Matagalpa, Jalapa, Ocotal, Estelí, entre otros destinos del norte del país, quienes se encuentran estacionados en la Gasolinera UNO, ubicada a un costado de los semáforos del Mercado de Mayoreo.

Varios de los transportistas manifestaron la necesidad de contar con un terreno propio para estacionar sus unidades.

“Aquí en la estación de gasolina estamos cómodos, pero necesitamos nuestro propio espacio”, afirmó uno de los transportistas.

Concepción Paz Hernández, otro conductor de bus, dijo que por el momento todos los conductores se encuentran a gusto estando estacionados en la gasolinera, ya que como hicieron un convenio de palabra en el que se comprometían a comprar la gasolina en esa estación de servicio no pagan por su estancia en dicho punto.

“Ya llevamos como tres años establecidos en este lugar. Por el momento nadie se ha quejado y tampoco han manifestado inconformidad con que estemos ubicados aquí. Tuvimos que trasladarnos al parqueo de esta gasolinera porque nos quitaron de la orilla de la calle para evitar accidentes de tránsito, aunque creo que nos deberían de dar un terreno para instalarnos”, dijo Paz.

Por su parte, Marcial Miranda, otro conductor, manifestó que los choferes estacionan sus unidades en el parqueo de la gasolinera por falta de espacio en la terminal, por lo tanto, tienen que esperar el turno del viaje en la estación de servicio, lugar donde también pueden brindarle mantenimiento a sus unidades.

En tanto, Rolando José López, también conductor, explicó que mientras nadie se queje seguirán estacionados en dicho punto, ya que es difícil encontrar un terreno cercano al mercado donde estacionar las unidades.

“Nosotros los conductores comprendemos que es difícil que nos den un terreno donde estacionarnos, ya que tendrían que buscar unas 6 manzanas para dar cobijo a todas las unidades, por lo tanto, estamos muy conformes en este sitio cercano a la terminal”, dijo López.

Usuarios inconformes

Los usuarios que llegan con frecuencia a la terminal, sienten inseguridad en el lugar debido a que los barrios aledaños a la terminal son peligrosos, y siempre se ven merodeando jóvenes con “caras de pocos amigos”, en la estación de buses.

Según Carolina Bustamante Jarquín, usuaria del transporte interurbano, el servicio que se brinda en la terminal es pésimo, debido a que la espera por las unidades es cada vez más larga, además de que el trámite en las filas para la compra del boleto siempre es desordenado y lento.

“Aquí uno tiene que andar con cuidado, porque de repente se le roban las maletas que uno transporta. Siempre se ha reportado esa inseguridad en esta terminal y no se sabe por qué no han contratado un vigilante, creo que es necesario”, dijo Bustamante.

Señaló que otro de los problemas es el viaje en el bus, ya que los conductores manejan a exceso de velocidad en todo el camino, sin importarles las curvas y el mal estado en ciertos puntos de las carreteras.

“Además de andar a toda velocidad, también llenan los buses de pasajeros, provocando que al momento de hacer giros unos se golpeen con otros y que su vida corra riesgos. ¿Quién es el que monitorea esta situación? Hay que ponerle un alto”, aseveró Bustamante.

Por su parte, Sandra González, otra usuaria del servicio de buses, dijo que muchas de las unidades circulan con exceso de pasajeros.

“Creo que esta es la única queja, porque la verdad es que la terminal es bastante limpia y ordenada”, puntualizó González.

Buses en gasolinera

Las unidades de transporte que salen de la terminal del mercado Mayoreo utilizan de estacionamiento una gasolinera que está a un costado de los semáforos de dicho centro de compras, porque no tienen suficiente espacio para parquear los buses.

"Sería bueno tener un terreno propio, pero eso ameritaría comprar un terreno de más de 6 manzanas para albergarnos a todos, por lo tanto no creo que sea posible".

Rolando José López,

conductor.

"Creo que el problema principal es que algunas unidades se mantienen con exceso de pasajeros, lo cual es un peligro para los usuarios".

Sandra González,

usuaria.

"El servicio en esta terminal es malo, un claro ejemplo es que solo una unidad sale diario hacia Esquipulas".

Carolina Bustamante Jarquín,

usuaria.

"Por el momento nadie se ha molestado porque nos estacionemos en esta gasolinera, aunque sería bueno tener un espacio propio".

Concepción Paz Hernández,

conductor.