• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Las quejas por la suspensión del servicio de agua en muchos barrios de Managua sigue siendo uno de los problemas que más reclaman los pobladores de la capital, pero según representantes de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, la situación ha mejorado en gran parte de la ciudad.

Erving Barreda, presidente Ejecutivo de Enacal, dijo en una comparecencia en un medio televisivo oficialista, que han avanzado en por lo menos 70 puntos críticos de Managua, logrando distribuir mejor el servicio en barrios donde casi no llegaba el agua, sin afectar a otros sectores donde nunca falla.

El funcionario agregó que la visión de Enacal es que todos los barrios de Managua tengan el servicio las 24 horas del día, que es como debe ser, pero que antes de eso tienen una meta de llegar a 16 horas de abastecimiento en la capital.

Barreda afirmó que para mejorar el servicio en la capital están integrando diez nuevos pozos, los que estarán operando en los próximos cuatro meses, lo que permitirá mejorar los problemas de desabastecimiento en algunas zonas.

“Nosotros ahorita tenemos barrios que no tenían agua del todo, y te puedo dar un dato de Managua; andamos alrededor de unos 70 barrios más o menos que tenían dos horas de servicio y los asistíamos con cisternas. Dos años para acá ese indicador se ha bajado”, expresó Barreda.

Agregó que no hace mucho, barrios enteros como el Anexo a Villa Libertad, Las Torres y otros, tenían dos o tres horas de agua al día, mientras que ahora tienen 16 horas de servicio.

El presidente ejecutivo de Enacal manifestó que seis o siete de los pozos que se están perforando son estratégicos, porque va a mejorar el servicio de agua en lugares como Ciudad Jardín, Bello Horizonte, San José Oriental, Ciudadela Nicaragua, entre otros.

Problema por fallas de energía

Barreda explicó que las fallas en la energía eléctrica afectan el suministro de agua, debido a que los pozos necesitan la electricidad para realizar el bombeo y por esta razón en algunas horas del día ciertas zonas de la capital no pueden ser abastecidas.

Señaló que aunque los barrios tengan energía eléctrica, si no hay electricidad donde están los pozos, se hace imposible realizar el bombeo y por ende, quedan sin agua algunos barrios.

El funcionario dijo que en esta época lluviosa hay muchas dificultades, porque cuando hay mucha afectación por rayos, afecta el sistema de bombeo.

“Eso hace que en algún momento perdamos presión en la tubería y nos cueste después llegar a recuperar. Consideramos que eso es preferible a que se nos vaya a quemar un motor, porque eso sí nos llevaría posiblemente hasta un día poderlo reparar”, apuntó.

Agregó que a este problema se suma el de las tuberías viejas, las que tienen que ser reparadas cuando se rompen y tienen que cortar el servicio en ciertas zonas. Señaló, además, que las raíces de grandes árboles también afectan las tuberías, porque algunas resultan rotas y tienen que cortar el servicio para hacer la reparación.

16 horas de agua

Erving Barreda, presidente ejecutivo de Enacal, afirmó que la visión de la empresa aguadora es que todos los barrios de Managua tengan el servicio las 24 horas del día, que es como debe ser, pero que antes de eso tienen una meta de llegar a 16 horas de abastecimiento en la capital.

Acuíferos sobreexplotados

El doctor José Milán Pérez, Director del Centro de Cambio Climático de la Universidad de Ciencias Comerciales, UCC, advirtió que se sigue extrayendo agua subterránea de manera indiscriminada, la ciudad se va a quedar sin el recurso y que en el futuro se tendrá que hacer por emergencia lo que se debería de estar haciendo ahora; abastecernos de agua superficial y reservar la subterránea.

“El acuífero subterráneo tarda entre 80 a 100 años para renovarse y nosotros lo estamos desgastando a una velocidad espantosa. Cuando se observan los déficit de agua en la ciudad y se miran que excavan un pozo, lo que se está haciendo es inducir una vulnerabilidad a ese acuífero, porque se va a explotar sin regulación alguna, como sucede actualmente”, dijo Milán.

Por su parte, el ambientalista y científico Jaime Incer Barquero, dijo que la disponibilidad de agua en las fuentes subterráneas se ve amenazada por la tala indiscriminada y por las altas temperaturas que provoca el cambio climático.

“Efectivamente nuestros lagos y ríos han sido contaminados porque les han vertido todo tipo de desechos, y nuestra alternativa son las aguas subterráneas, pero con la deforestación y las elevadas temperaturas ha habido un descenso del nivel de esas aguas subterráneas y muchas poblaciones están padeciendo sed”, dijo el experto.

En días recientes, el director de la Autoridad Nacional del Agua, ANA, Luis Ángel Montenegro, dijo a El Nuevo Diario que la contaminación de los acuíferos se ha incrementado en los últimos años, debido a los desechos emanados por las grandes industrias asentadas en la ciudad, donde además existen alrededor de 400 pozos que se explotan sin control alguno.

El funcionario agregó que la ANA trabaja desde hace varios meses en el registro de todos los pozos de la capital, que son de tipo industrial, para racionar el consumo del líquido y mejorar el tratamiento de los desechos industriales.