•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aunque la Alcaldía de Managua en meses anteriores benefició a más de 7 mil pobladores del barrio “Camilo Chamorro”, con la inauguración del proyecto de construcción de calles, cunetas y andenes, no todos se encuentran a gusto con los resultados del proyecto.

La obra, que tuvo un alcance de 3 mil metros lineales de cunetas e igual número de andenes y una inversión de más de 2 millones de córdobas, se olvidó de beneficiar a unas 15 familias en un pequeño tramo de calle, esto supuestamente debido a problemas entre miembros de la Alcaldía y contratistas, los que por su falta de coordinación han provocado el deterioro del lugar, debido a las lluvias.

Pobladores aseguran que durante 16 años nunca habían sido reparadas las calles del barrio, por lo que el proyecto fue visto como una bendición, porque dejaría atrás los problemas del polvo, lodo, charcos y el difícil acceso, sin embargo la situación no ha cambiado tanto, y muchos residentes muestran inconformidad.

Rafael Urbina, poblador, dijo a un equipo de El Nuevo Diario, que la parte de la calle por la cual todos están molestos, es intransitable porque allí se estanca el agua, y los grandes hoyos que quedaron cuando empezaron el proyecto impiden la circulación.

Seis meses esperando

“Cómo es posible que tengamos seis meses con esta situación, los de la Alcaldía dijeron que esperarían que dejara de llover para reparar el tramo que hace falta, pero aunque las lluvias han cesado, los de la Alcaldía no han hecho nada, simplemente se bolean el problema, y los pobladores pedimos que compongan”, dijo Urbina.

Por su parte Celia Urbina, pobladora, dijo que muchos de los habitantes han tenido que hacer “subiditas” de tierra en las entradas y garajes de sus viviendas, para poder meter sus vehículos, esto debido a que el tramo de calle quedó hondo por el socavamiento que se realizó durante la primera etapa de la obra.

Urbina señaló que todos los lunes, miembros de la Alcaldía y los contratistas se reúnen con los habitantes del barrio para abordar sobre el atraso y mal estado de la obra, sin embargo todos los acuerdos a los que llegan jamás son cumplidos y nunca reciben una explicación coherente.

Comentó que luego de la socavación, las casas que están en el tramo de calle destruido quedaron en un nivel alto, por lo que ya varias personas de la tercera edad se han caído, causándose heridas y golpes.

“Cómo se les ocurre que van a dejar esto todo desbaratado, no saben que pueden causar muchos accidentes con las personas, además en época lluviosa esto es intransitable, se vuelve una laguna, con agua sucia empozada y lodo por todos lados, es necesario que la Alcaldía termine de una buena vez lo que empezó y nos dé una respuesta cuanto antes, porque estamos aburridos de esperar”, concluyó Urbina.

Dificultad para la atención médica

En tanto Jania Jiros, pobladora, dijo que la clínica de la comunidad se encontraba ubicada exactamente donde la calle presenta peores daños; esto no permitía que los ancianos, niños y personas con discapacidad pudieran acceder a la consulta.

“La clínica tuvo que cerrar porque nadie que estuviera enfermo podía llegar hasta ese punto; ahora el doctor se trasladó a otro lado y tiene que alquilar, todo porque no repararon en tiempo y forma la calle. Pedimos que nos den una solución y que la Alcaldía cumpla con todo el proyecto”, aseguró Jiros.

Misceláneas están quebrando

Producto del completo estado de deterioro del tramo de calle, varias pulperías han mermado sus ventas, porque hay mucha dificultad para acceder, sobre todo a los camiones y vehículos repartidores. Además, a los ancianos y personas con discapacidad se les dificulta llegar a estas ventas, es por eso que los dueños de estos pequeños negocios han sido afectados.

Los pobladores aseguran que los vendedores tienen que parquear sus camioncitos a varias decenas de metros de las pulperías, situación que incomoda tanto a los vendedores como a los dueños de los negocios.

 

"Los de la Alcaldía solo sirven para cobrar impuestos, esto lo hacen puntual, pero a la hora de finalizar una obra resulta esto; es necesario que sean responsables y vengan a reparar este sector".

Celia Urbina

Pobladora.

 

"Yo no sé qué han hecho con el dinero para finalizar la obra, pues de otro modo ya hubieran terminado el trabajo; es necesario que reparen cuanto antes la calle porque muchas personas ya se han caído".

Rafael Urbina
Poblador.

 

Ocho brotes de dengue

Yadira Urbina, habitante del barrio, manifestó que ya ha habido unos ocho brotes de dengue en la zona, debido al agua que queda empozada en la parte de calle que está en mal estado.
“Como la calle está llena de hoyos grandes, cuando llueve el agua queda estancada y se convierte en criadero de zancudos; estos nos pican en horas de la noche y luego vienen los brotes de dengue, es por eso que necesitamos que la Alcaldía se haga responsable y componga este punto”, aseveró Urbina.