•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nadie cuenta con un buen suministro de agua en el barrio Liberia, es irónico para sus pobladores ver que no cuentan con el vital líquido durante todo el día, mientras a sus vecinos de los barrios México, “Isaías Gómez” y colonia “Máximo Jerez” el servicio nunca les es interrumpido.

“Hay que tener en el patio el montón de barriles y panas para llenarlos de agua porque siempre la cortan, el agua se va desde las 8 de la mañana y vuelve hasta en la madrugada, a esa hora hay que levantarse para almacenar en los barriles, si no hasta sin bañarnos nos quedamos”, asegura Luciano Vargas Suárez, poblador.

Vargas comenta que en reiteradas ocasiones han expuesto su problema a Enacal, sin embargo, la empresa no responde a las quejas, “simplemente dicen cualquier cosa para salir del paso y no dan respuestas coherentes”.

Señaló que han agotado todas las vías posibles para que la empresa aguadora examine la situación, pues han enviado cartas, han interpuesto personalmente quejas y hasta han recurrido a los CPC del barrio, pero a pesar de estos esfuerzos no han logrado ningún avance.

“Cómo es posible que los barrios aledaños estén con agua todo el día y aquí no haya, es necesario que la empresa nos explique lo que está pasando con el servicio en el barrio porque llevamos muchos años con este problema”, dijo Vargas.

Más de veinte años

Por su parte Yamileth Morales Reyna, habitante, dijo que el problema con el suministro de agua es de toda la vida, siempre el líquido ha sido interrumpido todo el día y regresa hasta en la madrugada.

“Yo nací en este barrio y desde que tengo uso de razón el agua se iba todo el día, ahora ya estoy adulta y la situación sigue igual, esto lleva ya más de veinte años de estar sucediendo, aquí las cuadrillas no se acercan para nada, cuando hay una alcantarilla dañada la componen después de meses de quejas y llamadas, o sea cuando les da la gana”, aseveró Morales.

Alcantarilla en mal estado

Doña Yamileth dijo al equipo de El Nuevo Diario que actualmente tienen meses de estar llamando a Enacal para que repare una alcantarilla en mal estado, la cual mantiene la orilla de la acera con un charco de agua podrida con basura, sin embargo, hacen caso omiso a las quejas que han hecho los pobladores.

“Actualmente estamos en alerta por el dengue y ni aun así vienen a componer ese desperfecto, en el agua sucia se crían los mosquitos pero parece no preocuparle a Enacal”, finalizó doña Yamileth.

Agua solo dos horas

Según Janeth González Gutiérrez, habitante, el horario del agua en que reciben el servicio es de 8 a 10 de la mañana, luego tienen que estar pendientes hasta altas horas de la madrugada que regrese para recoger en barriles.

“Esto es una locura, cuánta gente puede vivir tranquila teniendo solo dos horas el agua en su casa, ya estamos aburridos de esta situación queremos que se nos dé prioridad en el servicio y lo normalicen”, manifestó González.

Altos recibos de luz

Yelba Cruz Escobar es una señora que vive con su esposo, ambos jubilados, y les acompaña una hija, sin embargo, aduce que ella y su pareja no pueden disfrutar su pensión en paz porque tienen que pagar mensualmente altos recibos de luz, los cuales oscilan entre los 3,000 y 5,000 córdobas cada mes.

“Todo mundo me pregunta si tengo venta o algún otro negocio en la casa porque solo así se entendería esa cantidad que me cobran, ustedes como medio de comunicación pudieron constatar que tenemos solo lo necesario, ya hemos expuesto el caso en las oficinas de la empresa de energía, sin embargo, lo único que dicen es que eso es lo que consumimos y punto, que tengo que pagar o me cortan la luz, esto es un evidente abuso que no se mira ni en los cobros de los residenciales”, dice Cruz.

Señaló que su familia ha racionado el uso del microondas y la refrigeradora, y pese a racionar, los recibos siguen llegando alterados y no tienen más alternativa que pagarlos, o quedar sin recibir la energía.

En cuanto a los cobros, Abdel Pérez, de Relaciones Públicas de Unión Fenosa, explicó que en meses anteriores ya se le realizó “una prueba al vacío” a la vivienda, la cual consiste en apagar todos los electrodomésticos para verificar si el medidor sigue marcando, examen que no reflejó ningún problema.

Explicó que posteriormente se verificó que había conexiones ilegales de otras personas, sin embargo, fue descartado, luego se constató que no hay “fugas” en las líneas, por lo tanto el sistema eléctrico funciona bien.

“Se llegó a la conclusión que en esta casa se consumen alrededor de 460 kilovatios, este rango es todo los meses, por lo tanto lo que se le cobra es lo correcto”, concluyó Pérez.

 

Calles peligrosas

Pobladores del sector que omitieron sus nombres por temor, dijeron que en el barrio no se miran muchas pandillas, sin embargo, existes dos calles denominadas “Calle alegre” y “El chorizo”, en estos lugares la delincuencia es alarmante.

Manifestaron que en estos puntos existen narcoexpendios. “En la llamada “Calle alegre” operan varias ventas de droga, que lo hacen en la vía pública, lo mismo en el callejón “El Chorizo”, ahí hasta mujeres participan en estas ventas de estupefacientes, aseguraron los vecinos.

 

"Los pobladores queremos que nos normalicen el servicio de agua en el barrio, ya que son muchas las horas que pasamos sin el vital líquido".

Janeth González Gutiérrez

Pobladora

 

"Esperamos que Enacal solucione este problema, pues en los barrios vecinos siempre hay agua y nos parece injusto que aquí solo venga un rato y en la madrugada".

Luciano Vargas Suárez

Habitante