•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una esquina donde está ubicada la escuela, en el barrio La Habana, en Managua, es punto de reunión de muchos jóvenes que llegan al lugar a consumir drogas. Esto es uno de los aspectos que preocupan a los pobladores del lugar, quienes piden a la Policía que haga algo al respecto.

Jorge López Velásquez, habitante del barrio La Habana, afirmó que la Policía sabe del problema del consumo de marihuana en esta zona, pero que no ha hecho nada por frenarlo.

López explicó que algunos de los jóvenes consumidores de drogas viven en el lugar y otros llegan de barrios aledaños.

“No son peligrosos (los jóvenes consumidores de drogas), pues no realizan robos ni protagonizan pleitos en la calle o con los vecinos; esto quiere decir que no son malas personas. Es por eso que el Gobierno y la Policía deberían apoyarlos, para sacarlos de ese mundo que seguramente los llevará a la perdición”, agregó.

Destacó que los jóvenes que se mantienen en dicha esquina tienen una edad aproximada de entre 15 y 21 años, lo que indica que algunos son menores de edad que necesitan ser apoyados por algunas instituciones para dar un giro a su vida.

Por su parte, Lorena Mendoza Martínez, habitante de La Habana, manifestó que es preocupante la facilidad con que los jóvenes obtienen drogas.

“Es cierto que estos muchachos no roban ni hacen nada malo; pero con ellos se juntan vagos del (barrio) ‘Jorge Dimitrov’ que los pueden corromper”, añadió.

Señaló que, aunque la actividad delictiva en la zona es baja, muchos temen que la constante incursión de antisociales desde barrios vecinos afecte el ambiente tranquilo que muchos llevan.

“Estos antisociales vienen a fumar marihuana a esa esquina porque es un lugar solitario. De pronto hasta pueden comenzar a asaltar en horas de la noche; es necesario que la Policía realice más patrullajes”, indicó Mendoza.

Policía patrulla

Con respecto al consumo de estupefacientes, el jefe policial de sector dijo que se mantiene controlado el problema y que en La Habana no existe mucho accionar delictivo; y agregó que, pese a ello, realizarán más patrullajes ante las quejas de los ciudadanos.

Calle inservible

Wilder Payán Hernández, poblador del barrio, dijo a El Nuevo Diario que la calle principal de La Habana está totalmente destruida por el pasar de los años y por la falta de mantenimiento.

“Los de la Alcaldía de Managua no hacen caso a las quejas; se les ha llamado y mandado cartas, pero nunca vienen a componer la calle principal que está en mal estado. Necesitamos que vengan a repararla”, expuso Payán.

En tanto, Guadalupe Ramírez, otra pobladora del lugar, explicó que el problema de los baches en la calle principal empeoró con las lluvias y evidentemente es necesario un recarpeteo, pues la circulación vehicular se dificulta.

Señaló que los trabajadores de la Alcaldía únicamente pasan rellenando los baches, acción que no ayuda en nada a solucionar el problema.

“Estos baches están rellenos de tierra, el pavimento casi no existe, es pura tierra. El problema es de hace años y nos gustaría que la Alcaldía lo reparara”, dijo Ramírez.

Por su parte, Flor Ramírez, habitante del barrio, dijo que han hecho constantes reuniones para que se agilice la reparación de la calle; sin embargo, los intentos han sido infructuosos, porque la comuna sigue sin resolver el problema.

“Nunca nos responden las cartas y tampoco reparan. Tienen que tomar en cuenta que el barrio sirve para descongestionar la calle de la rotonda de Cristo Rey cuando está saturada de vehículos. Esta es una calle alterna muy importante que debería ser reparada”, puntualizó Ramírez.

 

"Los de la Alcaldía solo vienen a raspar los baches, pero no solucionan nada; los hoyos son grandes y deberían ser reparados con prontitud".

Wilder Payán Hernández

Habitante

 

"El Gobierno y la Policía deberían apoyar a los jóvenes que se mantienen consumiendo drogas, para salir de esa adicción que puede matarlos".

Jorge López Velásquez

Habitante

 

"Necesitamos que la Policía venga a patrullar con más frecuencia el barrio, pues cada día se puede observar el ingreso de antisociales de barrios aledaños que vienen a consumir drogas".

Lorena Mendoza Martínez

Habitante

 

"Esta calle principal en mal estado sirve como calle alterna que descongestiona la de Cristo Rey; por lo tanto, deberían agilizar su reparación".

Flor Ramírez

Habitante

 

Temen que brote la delincuencia

Lorena Mendoza Martínez, habitante del barrio La Habana, se mostró sorprendida por la facilidad con que los jóvenes del sector consiguen droga y expresó su preocupación de que esto provoque el surgimiento de asaltos u otros actos delictivos en este lugar.