•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El problema de la basura sigue afectando a Managua. Existe una gran cantidad de espacios en la capital que son ocupados por carretoneros, dueños de camionetas y población en general como basureros clandestinos. Este es el caso de la colonia Rubén Darío, donde el 15 de febrero del 2013 un equipo de El Nuevo Diario dio cobertura a este problema, pero a la fecha la situación sigue igual.

El basurero se encuentra ubicado a la par del cauce que divide Villa Progreso de la colonia Rubén Darío. En ese sitio la concentración de desechos ha propiciado la proliferación de moscas, zancudos y alimañas que afectan a la población vecina.

Francisco Fernández Baca, poblador del lugar, dijo que son varios los carretoneros y autos particulares que aprovechándose de la soledad del lugar llegan a depositar sacos repletos de basura y luego se retiran tranquilamente.

“Aquí todos peleamos con estas personas; tratamos de evitar que no arrojen basura, pero hasta el momento todo ha sido infructuoso. Si no es en la mañana, se amparan en la oscuridad de la noche para arrojar los desechos. Además, no se puede hacer mucho, porque la misma gente de la colonia no coopera”, comentó Fernández.

Manifestó que una persona que no ha sido identificada por los colonos, llega aproximadamente cada tres días a botar sacos llenos de tripas de cerdo y otras “porquerías”, lo que genera un fuerte mal olor y moscas que molesta a los vecinos.

Por su parte, Pedro Robleto Argüello, habitante de la colonia, dijo que el basurero poco a poco ha ido aumentando, pues empezó en un espacio pequeño y actualmente cubre gran parte del predio.

“La alcaldía viene a limpiar regularmente, siempre hacen presencia así que no hay quejas, pero deberían cercar el punto, porque funciona como botadero”, añadió.

“En este lugar, una vez le dijimos a un tipo que dejara de botar desechos, la persona se enojó y sacó un arma amenazando. Al igual que esa persona, muchos se enojan y no hacen caso cuando se les pide que no boten basura. Las autoridades deberían de tomar cartas en el asunto”, dijo Robleto.

Pero no solo la gente de afuera de la colonia llega a botar basura. Según Robleto, los mismos vecinos llegan a tirar desechos sin esperar a que pase el camión recolector.

“¿Cómo vamos a educar a otros si la misma comunidad no da el ejemplo? El cauce se encuentra sucio y con mal olor por esta mala práctica”, indicó Robleto.

Problemas con los andenes

Pobladores de la colonia Rubén Darío expresaron también que los andenes están destruidos y que no se les ha dado mantenimiento durante mucho tiempo.

Los quejosos manifestaron que el deterioro de los andenes representa un peligro para las personas de la tercera edad que caminan en horas de la noche por los mismos.

Helder Jarquín Montenegro, habitante del lugar, dijo que casi todos los andenes están levantados debido a raíces de árboles y que muchas veces el concreto presenta grandes huecos que dan mal aspecto a la colonia y permite el estancamiento de agua.

 

"Aquí en cuanto la alcaldía se lleva la basura, la gente llega a botar otra vez. Deberían de poner un inspector y cobrar multas".

Pedro Robleto Argüello

habitante.

 

"Las autoridades deberían de tomar cartas en el asunto para solucionar el problema de la basura en la colonia Rubén Darío. Quizás si cercaran con alambres de púas se resuelva".

Francisco Fernández Baca

poblador.