•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Te dejaron tres paradas después de la solicitada, la unidad no entró a la bahía y bajó a los pasajeros en plena calle, dos unidades van en competencia, el chofer no cumplió el alto obligado ante la luz roja del semáforo.

Son las quejas más frecuentes sobre el servicio de las unidades de transporte colectivo, TUC, de la capital, pero al preguntarles a los usuarios si fueron a quejarse, respondieron que no sabían a dónde acudir.

“Específicamente no sé dónde quejarme. Estamos claros de que están trabajando, pero para la atención de los usuarios en un servicio básico, como es el transporte colectivo, se debe tener paciencia”, dijo Eduardo Mairena, quien consideró difícil poder identificar las unidades como para reportar el mal proceder de sus conductores.

Denis Murillo comentó que no hay manera de hacer llegar una queja a la cooperativa correspondiente. “No sé, tal vez hay que ir a las organizaciones de consumidores. (Choferes de) unidades como la 105 y 114 en las horas pico maltratan a los usuarios, se portan malcriados, frenan bruscamente para acomodar y mandar a como dé lugar a la gente… (Para quejas) no se sabe ni dónde queda la cooperativa”, indicó.

Datos en las unidades

Marvin Pomares, director del Instituto de Defensa del Consumidor, Indec, señaló que toda unidad, según la normativa del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua, Irtramma, además de la placa, debe llevar: identificación de la unidad, el emblema de la cooperativa a la que pertenece, el código de la unidad e incluso debería poner visible el número telefónico de la cooperativa, tanto en el interior como en el exterior.

En la práctica no existe una regulación sobre el cumplimiento de estos elementos.

“Difícil identificarlos, principalmente cuando están llenos de anuncios. No sé por qué hay inspectores para taxis y caponeras, pero para buses no se miran por ningún lado. Esperamos que el nuevo director del Irtramma —Amaru Ramírez— haga los ajustes necesarios y tome en cuenta esta necesidad, dijo Pomares.

El representante de los consumidores señaló que la Policía Nacional contribuye previniendo accidentes, y que es responsabilidad del Irtramma supervisar a las unidades de buses, “porque una buena cantidad no tiene placa —los últimos buses entregados— y es clavo cuando ocurre un accidente”, indicó.

Por otro lado, Pomares reconoció que la modernización del sector con el uso de la tarjeta electrónica es tan importante como la capacitación a los conductores y, sobre las debilidades en ese aspecto, mencionó la alta rotación de conductores que existe en las cooperativas.

Cooperativas sin quejas

Intentamos conocer las consideraciones de los directivos de las cooperativas a través del presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Colectivo, Danilo Sánchez, quien solo dijo estar en una reunión. En el caso de Miguel Álvarez, de las Cooperativas de Transporte Independiente, se nos informó que no estaba en sus oficinas.

En la cooperativa Colón, de Álvarez, nos dijeron que el despachador era quien recibía cualquier queja de la población, pero en ese momento estaba en una importante reunión.

Entre otras cooperativas que visitamos está la “Camilo Chamorro”, donde la asistente dijo que el presidente, Danilo Román Berríos, no se encontraba y que ella asistía a quien se quejara por mal servicio, pero que no han tenido ningún reclamo.

 

Para una denuncia

Si es víctima de maltrato como usuario de una TUC, para denunciar necesitará:

Identificar la unidad (código, cooperativa, placa).

Interponer queja en la cooperativa.

Interponer queja en Irtramma.

Interponer queja en organizaciones de consumidores.

Si es grave, recurrir a la Policía Nacional.

 

Cifras

Así está integrado el transporte urbano colectivo de Managua

835 unidades

28 cooperativas

33 rutas

600 mil usuarios (aproximadamente)

 

“¿Dónde quejarme (por el mal actuar de un chofer de bus)? ¡No sé cómo! Un día el conductor hasta me sacó un machete porque me quería cobrar de más. Las rutas interurbanas tienen identificación, pero las urbanas no”.
Aristides Toruño.
Usuario.