•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una cuadra y media de revestimiento de concreto reforzado en el cauce del barrio “Amanda Aguilar”, segunda etapa, se traduce en tranquilidad para los habitantes del sector, quienes cada temporada lluviosa sufrían inundaciones.

Jorge Felipe Alguera, vecino del lugar, al ver culminada la obra da cuenta de los problemas que vivían cada vez que una fuerte lluvia caía sobre la capital; dice que incluso muchos pobladores se exponían a ser arrastrados por la fuerte corriente que se formaba en la zona.

Según los argumentos de la Dirección General de Proyectos presentados en el Plan de Inversión Anual de la Alcaldía de Managua, en el barrio hacía falta un adecuado sistema de drenaje pluvial que se conectara con el cauce “Amanda Aguilar”, ubicado del monumento al expresidente René Schick 3 cuadras al sur, en el Distrito V de Managua.

“Esto ocasionaba que las corrientes se dispersaran sobre las vías e inundaran las viviendas de los pobladores, afectando la salud de los mismos”, dicta el proyecto que beneficia a un total de 2,500 personas.

Entre las labores realizadas se instalaron seis puentes peatonales, de concreto y baranda de tubos, para comunicar a los pobladores con la calle principal paralela.

El objetivo de las obras es brindar atención y respuesta a la problemática de inundaciones que se presentaban en este sector en invierno.

Reforzamiento

La obra consiste en la instalación de cuadra y media de revestimiento con concreto reforzado sobre el cauce y un sistema de tubería de 30 pulgadas.

A esto se agrega la construcción de pozos de visita y una caja de tragante transversal que conectará al canal de concreto reforzado existente al final de la calle, atravesando la llamada avenida América.

Obreros municipales que trabajaban en la caja del cauce señalaron que era necesario configurarla aumentando su tamaño y de esta forma evitar que se desborde y afecte a la población.

“Estamos finalizando la obra y dará seguridad a la población”, dijo uno de los obreros mientras se apresuraba por levantar el asfalto para llegar a la caja del cauce e iniciar la ampliación de la misma.

Durante las lluvias

“Esperamos que ya no estemos en la zozobra de antes. Aquí los vecinos y yo cuando comenzaba a llover teníamos unas varas largas para empujar los montones de basura que venían de las partes altas, si no se nos inundaba todo”, recordó la pobladora Dominga Rivera García, al mencionar que gestionaron por más de dos años la reparación del cauce.

Mencionó que con la corriente que se formaba por las lluvias la calle quedaba totalmente inundada y quienes viven a la orilla del cauce (como ella) no podían salir de sus hogares.

“Yo tengo veinte años de vivir aquí y a varios chavalos se los llevó la corriente. Ahorita el cauce está descubierto, pero la ingeniera nos aseguró que más adelante, como parte de la continuación, pondrán losetas de concreto para que quede totalmente cubierto y no se siga corriendo el riesgo de que alguna persona caiga a las aguas”, comentó la señora Rivera, al señalar que hasta el momento solo unos treinta metros fueron recubiertos a la entrada de la calle con el puente vial.

 

Las fuertes corrientes que bajan de sectores altos provocaban inundaciones en el barrio

 

OBRA. Lo que antes era una zanja que inundaba toda el área ahora se transformó en un cauce con paredes de concreto.

 

142 METROS LINEALES de revestimiento de concreto reforzado en el Distrito V capitalino.

 

2.2 MILLONES de córdobas es el presupuesto asignado para la construcción de la obra municipal

 

“Las familias del barrio nos sentimos muy agradecidas por esta obra municipal que viene a mejorar nuestras condiciones de vida”.

Dominga Rivera García. POBLADORA