•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cancelan actividades por sismos

El segundo terremoto de 6.7 grados en la escala de Richter ocurrido ayer a las 2:30 p.m., con epicentro en el departamento de Rivas, provocó la paralización de la actividad económica del país y la suspensión de los eventos de entretenimiento programados para este fin de semana.

Los dos terremotos ocurridos en menos de 24 horas afectaron las actividades cotidianas de la empresa privada, del gobierno, del comercio, del transporte y del sistema educativo, y obligaron a las autoridades a extender la Alerta Roja al resto del país, y a continuar con los planes de emergencia activados en los departamentos León, Managua, Carazo, Boaco y Masaya.

Todas las actividades culturales como el Miss Teen y el Carnaval por la Vida, así como los juegos centroamericanos universitarios, el béisbol, el fútbol, y hasta un torneo se surf, fueron suspendidos sin reprogramación, ante la situación de emergencia.

Las clases universitarias de fin de semana --tanto en recintos públicos como privados--, así como los cursos de inglés y de otras materias, también están suspendidos hasta después de Semana Santa.

Un muerto

El primero de estos terremotos de 6.2 grados en escala Richter, ocurrió el pasado jueves a las 5:27 p.m., justo cuando miles de nicaragüenses se disponían a abandonar sus centros de trabajo, provocando la muerte por un supuesto infarto a la joven Fátima del Rosario Pérez Medina, quien habitaba en el sector de la Gruta Javier, en el kilómetro 10 de la carretera nueva a León.

El segundo terremoto, ocurrido a las 2:30 p.m. de ayer, fue de 6.7 grados Richter, es decir, más fuerte que el del jueves, pero esta vez el epicentro se localizó en el departamento de Rivas, a una profundidad de 113 kilómetros, sin reportes de daños.

“Tenemos que estar más que vigilantes, organizados, aprender a vivir con esa vulnerabilidad, y sobre todo saber en nuestros hogares lo que nos corresponde hacer a cada miembro de la familia… esa es la realidad… tenemos que garantizar que quienes viven con nosotros sepan qué hacer”, expresó Rosario Murillo, secretaria del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Estado sin vacaciones

Murillo agregó que el Estado no saldrá de vacaciones en Semana Santa, sino que se dispondrán puestos de mando en las principales instituciones involucradas en atender una eventual emergencia de mayores proporciones.

“No se suspende el Plan Playa, sino que además de ese plan, vamos a agregar este nuevo plan de emergencia, es decir, que significa más trabajo. No vamos a interrumpir los planes, vamos a asistir a la celebración de la Semana Santa en las condiciones particulares (de emergencia) que tenemos”, indicó Murillo.

El llamado de las autoridades a la población es mantener la calma, a recoger agua, a mantener lámparas o veladoras, radios de baterías, y saber dónde están las llaves de la vivienda, pero, sobre todo, mantener despejadas todas las rutas de salida ante un eventual terremoto.

Murillo recordó que si se presenta otro sismo fuerte, la población debe estar enterada de que el servicio de energía será cortado inmediatamente como medida de seguridad, para evitar que líneas de alta tensión provoquen incendios o caigan sobre personas o viviendas, y que 15 o 20 minutos después el servicio irá siendo restablecido gradualmente, y las personas deberán de alejarse de los cables que hayan caído por efecto de algún sismo.

885 viviendas afectadas por el primer terremoto, en su mayoría en Nagarote.

231 personas evacuadas a los tres refugios destinados para la emergencia.

570 edificios sufrieron fisuras visibles en su estructura