•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los terremotos del pasado jueves y viernes dejaron 2,141 viviendas afectadas en todo el país, detalló ayer la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno, Rosario Murillo. Mientras ayer continuaban las evacuaciones en la zona de “los escombros” de Managua, Murillo informó que el presidente Daniel Ortega ordenó desarrollar un programa de reconstrucción para los afectados.

Las grietas visibles en las viejas y mugrientas paredes del antiguo edificio de Camas Luna, en el barrio Santo Domingo, Managua, y el temor de un nuevo sismo de grandes magnitudes, no les dieron tregua para quedarse un día más. Las familias que vivían en ese edificio, de los llamados escombros de Managua, decidieron abandonarlo ayer y dejar atrás lo que por muchos años había sido su hogar.

Juana Cruz Alvarado, su esposo y su único hijo, de 13 años, preparaban ayer sus pertenencias para trasladarse, en un viaje sin retorno, al albergue del Instituto Nicaragüense de Deportes, IND, donde ya fueron alojadas otras familias de los escombros desde el pasado viernes. El viejo edificio que los alojó durante más de treinta años será demolido hoy, domingo, afirmaron los afectados.

“Vamos a ver cuánto tiempo nos tienen ahí... nos dijeron que nos llevan a un albergue para mientras nos resuelven”, comentó Alvarado. En ese edificio, según los afectados, vivían cuatro familias.

Vivencias

“Yo vivía en el edificio California, (de) donde desalojaron a mi mamá (el día anterior). Tenía 12 años cuando vine a vivir y él (su esposo) vivía aquí en este edificio… Ha sido de alegrías y tristezas”, contó entre risas Alvarado, quien espera no pasar tanto tiempo en el albergue.

Entre tanto, Roberto Carlos Moncada, de 27 años, se mostró tranquilo por el traslado y espera que le den pronto “una casita”.

Aura Montano, coordinadora del Gabinete de la Familia del Distrito I de Managua, afirmó que los pobladores reconocieron que es un peligro quedarse en esos edificios, tanto para ellos como para las personas que viven en sus alrededores.

“Lo que el Gobierno está tratando de hacer es evitar una tragedia, en la niñez y en las familias completas, porque esos edificios no prestan las condiciones, menos con este enjambre de sismos y terremotos”, aseguró.

Según Montano, desde el jueves pasado han evacuado a unas 48 familias de los escombros de Managua, y el viernes fue demolido el edificio conocido como Calzado California.

2,141 viviendas afectadas

El Gobierno de Nicaragua contabilizó hasta ayer sábado 2,141 viviendas afectadas por los terremotos del pasado jueves (6.2 grados en la escala de Richter) y viernes (6.6 grados).

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno, Rosario Murillo, informó ayer que continúa la Alerta Roja en toda la franja del Pacífico del país, y que el Estado comenzará la reconstrucción y reemplazo de las viviendas que resultaron dañadas o destruidas.

Murillo dijo, a través de los medios oficialistas, que el presidente Daniel Ortega orientó al Instituto de la Vivienda Urbana y Rural, Invur, que evalúe todos los detalles de la situación de las viviendas afectadas, “de manera que se pueda desarrollar un programa (a partir de mañana lunes) que permita a las familias damnificadas tener nuevamente su propio techo”.

Nagarote, el más afectado

Nagarote es el municipio más afectado, según el Gobierno, ya que se contabilizan 1,200 viviendas dañadas. Después están Mateare, con 330 viviendas; La Paz Centro, con 229; Diriá, con 101; Nandaime, con 75; León, con 55, y Managua, con 44, entre otros municipios afectados.

Por otra parte, Murillo también informó que hoy domingo llegarán al país especialistas cubanos en sismología y en vulcanología, entre ellos, Bladimir Moreno, director del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas de ese país; José Leonardo Álvarez y Fernando González Matos, investigador titular e investigador auxiliar de esa institución, respectivamente.

Murillo aseguró que esos especialistas estuvieron en Nicaragua hace un año y medio, y que en esta ocasión vienen a efectuar un análisis profundo y amplio, junto con los expertos del país.