Rafael Lara
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un avión de la Fuerza Aérea Venezolana cargado con suministros de emergencia y víveres de primera necesidad llegó ayer al país para asistir a las familias afectadas por los terremotos de magnitudes 6.7 y 6.2 en la escala abierta de Richter, que el jueves y viernes dejaron saldo de un muerto, 33 heridos graves y 2,141 viviendas afectadas.

En el cargamento transportado por el avión militar venían ocho toneladas de ayuda para los damnificados, además de alimentos y medicinas, frazadas y colchonetas, dijo a periodistas el embajador venezolano en Managua, Javier Arrúe, desde el Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino”.

“Son fundamentalmente alimentos y algunos otros elementos que pueden necesitar en los refugios las familias que han sido afectadas y que han quedado sin viviendas o, por lo menos, sin poder regresar a sus viviendas temporalmente”, explicó el diplomático.

Nicaragua vive hoy su quinto día en estado de alerta luego de que el jueves un terremoto de magnitud 6.2 Richter afectara varias ciudades del país. El secretario ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González, dijo a periodistas que comenzarán a distribuir esa ayuda venezolana entre las familias afectadas.

El Gobierno mantiene la alerta roja en el litoral Pacífico del país, que ordena a la población evacuar sitios de peligro. Además, ejecutará a partir de hoy un plan para reconstruir y reemplazar las viviendas dañadas.